Estallido de riñón, trauma cerrado de abdomen y otras heridas que reveló necropsia de Javier Ordóñez » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Estallido de riñón, trauma cerrado de abdomen y otras heridas que reveló necropsia de Javier Ordóñez

Estallido de riñón, trauma cerrado de abdomen y otras heridas que reveló necropsia de Javier Ordóñez

Bogotá. EL TIEMPO conoció el informe de la necropsia practicada a Javier Ordóñez, el hombre que murió el miércoles 9 de septiembre en Bogotá en medio de un caso de brutalidad policial por el cual fueron capturados dos uniformados.

El detallado informe señala que tenía <<trauma cerrado de abdomen, de alta energía. Huellas externas de trauma en flanco abdominal izquierdo y región lumbar izquierda que pueden corresponder a elemento de forma curva o redonda>>.

Asimismo la necropsia advierte que tenía «estallido del riñón derecho, con sección completa de arteria y vena renal correspondientes».

El caso de Ordóñez se conoció por videos que hicieron sus amigos que mostraban cómo dos uniformados de la Policía realizaron un procedimiento policial en el cual Ordóñez fue inmovilizado y, en repetidas ocasiones, le aplicaron varias descargas eléctricas con un taser (pistola eléctrica).

Legalizan captura de los dos policías que están implicados en la muerte de Javier Ordóñez

En la necropsia de Medicina Legal que advierte que en su cuerpo había <<evidencia de signos de inmovilización. Equimosis en las muñecas, con marcas visibles extremadamente y de patrón regular>> además, tenía un hematoma superficial y profundo en los tejidos blandos.

Así mismo confirma que los uniformados usaron el taser en repetidas ocasiones. «Lesiones patrón producidas por elemento punzante por arma de conducción eléctrica», dice la necropsia.

El informe además muestra que el riñón y el colon de Ordóñez estaban afectados.

<<Contusiones múltiples del mesenterio (mesocolon) del lado derecho, que compromete el mismo en la flexura hepática. Laceraciones múltiples del mesenterio (mesocolon) del lado izquierdo, que compromete el mismo en la flexura esplénica. Hemorragia extensa en los tejidos blandos que rodean el riñón derecho parcialmente obtenida>>advierte la necropsia.

Los testigos advirtieron que a Ordóñez lo trasladaron al Centro de Atención Inmediata (CAI) de Villa Luz, en el occidente de Bogotá, en la madrugada del miércoles y que presuntamente allí habría recibido golpes que lo llevaron a la muerte. Cuando fue trasladado al hospital, ya había fallecido.

Este informe señala que el hombre tenía <<lesiones de tipo abrasivo, lineales, hemorrágicas y superficiales localizadas en hemiadbomen inferior, región lumbar derecha y en la frente, lado izquierdo; las lesiones patrón descritas se correlacionan con los mecanismos del arma aportada>>.

Con este informe ahora Medicina Legal advierte que Ordóñez sufrió un <<trauma penetrante, de tejidos blandos de miembro inferior derecho por esquirlas de un proyectil de arma de fuego». De este modo, localizaron un probable orificio de entrada de forma irregular «sin residuos macroscópicos de disparo en piel>>

Otros de los hechos que narraron en ese momento los testigos fue que Ordóñez se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas en  la vía pública, en las afueras de un conjunto residencial, y por ello había sido requerido por los uniformados.

Frente a esto, los resultados de la necropsia confirmaron que el estudiante de Derecho ingirió bebidas alcóholicas y que no consumió ninguna sustancia psicoactiva en la noche en la que lo mataron.

Tomada de ELTIEMPO. 


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir