Conoce por qué tener un iPhone en China es sinónimo de pobreza

Conoce por qué tener un iPhone en China es sinónimo de pobreza

¿Alguna ves pensaste que tener iPhone podría significar ser pobre? La respuesta muy probablemente es no, es más, muchos sueñan con uno pero no tienen la capacidad económica para comprarlo, sin embargo en China al parecer la cuestión es diferente, ya que la agencia de investigación MobData, indicó que los usuarios de Apple en ese país tienen generalmente poca educación, conocimiento de tecnología y bajos ingresos.

La firma descubrió que la mayoría de los usuarios de iPhone en ese país son mujeres solteras de entre 18 y 34 años, que se graduaron solo con un certificado de escuela secundaria y tienen un ingreso mensual cercano a los 3.000 yuanes (1.377.908 millones de pesos).

Pero… ¿Qué se supone que utilizan los “ricos”? Bueno, los usuarios de teléfonos de Huawei son generalmente hombres casados ​​de entre 25 y 34 años, tienen un diploma o un título de licenciatura y sus ingresos mensuales registran entre 5.000 y 20.000 yuanes (2.296.514 y 9.186.056 millones de pesos respectivamente).

La investigación también encontró que una gran proporción de usuarios de Huawei poseen casas y automóviles, mientras que los usuarios de Apple no lo hacen.

Los graduados universitarios y aquellos que ganan más de 20.000 yuanes al mes prefieren los teléfonos Huawei y Xiaomi y más de la mitad de los usuarios de teléfonos Oppo y Vivo ganan entre 3.000 y 10.000 yuanes por mes. Los usuarios de iPhone ganaron mensualmente alrededor de 3.000 yuanes o menos.

Por este motivo, El iPhone 6 sigue siendo un favorito entre los usuarios chinos por su bajo precio, mientras que las versiones posteriores, como el iPhone 6S y el iPhone 6S Plus, ambas lanzadas un año después, ocupan el segundo y tercer lugar.

Huawei, Oppo, Vivo y Xiaomi, los cuatro mayores proveedores de teléfonos inteligentes en China, ocupan el 80 % de la participación de mercado en ese país, mientras que Apple posee el 9 %, según una investigación de Counterpoint publicada a finales de octubre.


Compartir en:




Subir