Mito o realidad: ¿Comer rapido engorda?

Mito o realidad: ¿Comer rapido engorda?

Un nuevo estudio publicado en BMJ Open advierte que hay una asociación, aunque no una relación causal, entre comer rápido y el aumento del peso.

Los investigadores japoneses, autores del estudio, aplicaron pruebas en 59.717 personas que tenían un diagnóstico de diabetes tipo 2. En estos pacientes se recopilaron datos durante más de seis años sobre sus hábitos de sueño, tabaquismo, alimentación, circunferencia de la cintura, consumo de alcohol, y medicamentos.

El estudio concluye que quienes comen a un ritmo acelerado tiene un 42% más de probabilidad de tener problemas de obesidad, frente al 29% de quienes lo hacen a un “ritmo normal”.

El estudio no incluye información sobre los hábitos de ejercicio de sus participantes, por lo que los resultados podrían dar conclusiones parcializadas y pueden estar solo remitidas a un tipo de población, en este caso mujeres y hombres japoneses.

Sin embargo, se concluye que comer bocadillos después de la cena o irse a dormir dos horas después de la última comida del día puede influir en el aumento del peso. Mientras que, contrario a lo que se piensa popularmente, saltarse el desayuno no parece influir significativamente en las causas de la obesidad.

Tomado de El Espectador


Compartir en:




Subir