¡Valórate! Y acéptate como eres » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

¡Valórate! Y acéptate como eres

¡Valórate! Y acéptate como eres

Por Johana Peláez Velásquez


El éxito más grande por alcanzar es hallarse con uno mismo.    

La aceptación es una emoción que me ha permito reconocer a nivel personal mis defectos y virtudes, a admitir la realidad de mi cuerpo físico y a validar el tipo de observador que he construido a través del tiempo con pensamientos, creencias, interpretaciones y hábitos que hacen parte de la historia de mi vida.

También he comprendido que la aceptación es un proceso de aprobación en donde valido la esencia de mi ser humano cuando acepto la realidad que vivo   en tiempo presente, cuando expreso libremente lo que siento y cuando elijo respetar mis principios y valores delante de cualquier agente externo que quiera moldear mi personalidad.

Por esa razón, considero que los procesos de aceptación nos conducen a un camino largo, llenos de obstáculos, retos, desafíos y pruebas que deben ser superadas para llegar al estado pleno de aceptación propia. Por eso es importante buscar apoyo profesional de un coach, psicólogo o terapeuta para trabajar fuertemente los temas relacionados con el amor propio, la autoestima, la confianza en uno mismo y la seguridad en las acciones que emprendemos.

Cuando estaba redactando este artículo llegaron a mi mente memorias de mi pasado, recuerdo que era una mujer muy indecisa, dudaba mucho de mis capacidades y de lo que quería para mi vida, por eso se me dificultaba tomar decisiones de forma asertiva, le daba mucha importancia a la opinión de las demás personas y desvalorizaba lo que sentía en mi interior.

Esto me mueve a preguntarte ¿Qué situaciones no has podido aceptar en tu vida?

Yo dure mucho tiempo resistiéndome al proceso de aceptación, por miedo a salir de mi zona de confort, me sentía insegura, desmotivada, vacía, tristes, debido a que, todos esos sentimientos eran producto del peso de la carga emocional que me generaron desorientación y rechazo.

Cuando llegué al punto extremo de las situaciones a las cuales me resistía a cambiar con todas mis fuerzas, fue cuando comprendí que por mucho que me esforzara el resultado iba a ser siempre el mismo, fue así como recapacité y elegí soltar todo mi pasado.

Sin duda fueron momentos llenos de mucha incertidumbre, porque había soltado el control de la situación y me permití fluir naturalmente en mi vida, por eso me prometí a mí misma que no volvería a forzar ninguna situación, porque como dice Daniel Colombo “todo lo que resistes, persiste

Hoy me siento una mujer afortunada de reconocer lo que elegí ser a nivel profesional y laboral. Aprendí a darle valor a mi ser emocional para hacer lo que quiero de manera coherente con mi esencia humana, a trabajar con disciplina y constancia en mis contenidos y herramientas que comparto con mis coachees, a escuchar mi cuerpo para saber cuándo debo avanzar y cuando hacer una pausa.

00

Cuando logras aceptarte tal cual eres en tu plano físico, emocional, espiritual y social, desarrollas la facultad de admitirte de manera voluntaria, te sientes agradecida con la vida por lo que has logrado obtener, vives en tu estado esencial y te conectas con el poder de Dios en tu vida.

Cada día de mi vida, me levanto con la mentalidad de que sí quiero lograr mi sueño ¡tengo que ir por ello! Por eso tomo el riesgo de hacer cosas nuevas, salir de mi zona de seguridad, hablar con muchas personas acerca de lo que amo hacer y sobre todo reconocer que el fracaso es solo una experiencia valiosa que me ha permitido crecer y que por muy doloroso que fue el principio vale la pena seguir adelante porque estoy creando mi historia hacia el éxito.

Así que, si quieres tener éxito desde la aceptación de tu ser, debes prepararte para adquirir una gran cantidad de aprendizajes que pueden estar lleno de dolor y de amor, ambos son necesarios para adquirir madurez, seguridad, eficacia y un alto nivel de competencia que tendrás que desarrollar en lo que haces.  

Durante mi proceso yo pude reconocer cuatro pasos para alcanzar el éxito más grande en mi vida;

  1. Decide lo que quieres hacer en tu vida.
  2. Toma acciones inmediatas (escríbelas y priorízalas).
  3. Permite fallar y aprender rápidamente.
  4. Vuelve a intentarlo tantas veces seas necesario, hasta que encuentres tu punto de equilibrio.

Si algo tengo que valorar de mi ser hoy, es que me he dado el permiso de ser una mujer extraordinaria que confía y se siente segura de sus capacidades, llena de mucha alegría, pasión y empatía con las personas que me rodean.


Conversemos en una sesión individual de coaching 


Comparte este artículo si te gusto con tus amistades.

Sígueme en mis redes

Déjame tu comentario.


 


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir