Todo a su tiempo » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Todo a su tiempo

Todo a su tiempo

Ni antes ni después, todo llega cuando tiene que llegar. 

En algunos momentos solemos imaginar como seria nuestras vidas si logramos alcanzar todos nuestros sueños, si conseguimos resolver esas dificultades, si nuestra familia se restaurara, si obtenemos el cuerpo deseado, si acabamos con algunas adicciones, si tenemos una pareja maravillosa o si empezamos a trabajar en nuestro propio negocio.  Cuando llegan este tipo de pensamientos, es inevitable sentir dudas respecto al tiempo que pasara para poder lograr esos deseos que anhelamos porque creemos que serán imposible de realizar, que tardara muchísimo o que nunca pasara. Todos estos hechos nos hacen pensar acerca del tipo de suerte que tenemos en nuestra vida.

Tal vez este tipo de circunstancias nos pueden generar una sensación de depresión porque nos sentimos derrumbados o abatiditos en medio de tantos acontecimientos dolorosos, inquietos porque nos preocupamos por todo lo que puede pasar, desorientados porque perdemos la noción del tiempo y del espacio e inseguros porque nos cuesta mucho trabajo conseguir un objetivo claro en la vida.

Si algunos de estos argumentos resuenan contigo o con alguna persona cercana a ti, es importante que sepas que estas interpretaciones son exclusivas de la persona que lo siente. También es posible que a nivel emocional estas condiciones puedan estar generando cualquiera de las siguientes emociones; ansiedad, cansancio, desconfianza, enojo, fracaso, lástima, melancolía, nostalgia, obstinación, paciencia, rebeldía, temor, vacío.

Mi invitación para hoy es que reflexiones acerca de la situación que vives actualmente y aprendas a identificar las oportunidades de aprendizajes que este tipo de experiencias quieren regalarte y sobre todo a que reconozcas que los grandes proyectos llevan tiempo, por esta razón todo tiene un tiempo perfecto para suceder. También necesito que sepas que Dios quiere que todos los seres humanos vivamos con gozo, paz, tranquilidad y alegría, pero si tu dejas entrar lo negativo a tu vida pones todo lo maravilloso por fuera, ya que el espacio que le das a lo positivo en tu mente es muy limitado o nulo.

Esto me mueve a preguntarte ¿Qué acciones realizas diariamente para prepárate y esperar pacientemente la llegada de ese gran anhelo en tu vida?

El éxito de un gran proyecto dependerá únicamente de lo que estas haciendo en estos momentos. Actualmente vivimos en una sociedad llena de muchas turbaciones, de momentos disruptivos e impredecibles por eso considero que algunas personas evitan estar en el presente y saber más bien que pasara a futuro si logramos tener lo que deseamos de manera rápida, fácil y sin esperar tanto tiempo. Pero lo que muchas veces no contemplamos es que “el afán trae mucho cansancio” y cuando queremos controlar el tiempo perdemos de vista el propósito de la experiencia que vivimos, nos distraemos fácilmente, nos conformamos con cualquier cosa o hasta nos volvemos personas indecisas frente a lo que realmente deseamos tener e inseguros frente al precio que hay que pagar para obtenerlo.

Una de las emociones que se convierte en el enemigo del tiempo que esperamos es la impaciencia ya que cuando la sentimos, somos propensos a ser personas impulsivas, a tener un alto nivel de activación o de ser capaces de cargarnos con tantas tareas y responsabilidades para no sacrificar algo de tiempo en beneficio de un bienestar mayor a mediano plazo. Por eso es importante que sepas que este tipo de conductas son aprendidas en nuestra infancia o adolescencia y que se encuentra estrechamente asociada con la relación que existe entre el esfuerzo y el resultado.

Mi recomendación es buscar apoyo profesional de un coach, psicólogo o terapeuta, de acuerdo al caso de cada persona, para identificar el tipo de proceso que necesitan iniciar. También es importante tratar de comprender y/o interpretar los pensamientos, juicios y emociones que están moldeando a la persona que vive esta experiencia, para acompañarlo a hacerse responsable de la situación que vive y promover el desarrollo de una autoestima sana.

Hay una frase de Confucio que dice: no importan qué tan lento vayas, lo importante es nunca detenerse”

Por eso es importante aprender a vivir en el aquí y ahora, en expresar lo que sentimos con palabras sinceras y enfocarnos en tener una vida llena de mucho bienestar a nivel físico, emocional, mental y espiritual.

En este preciso instante quisiera que empieces a verte como una persona capaz de esforzarse por lograr todo lo que desea, enfocado en alcanzar todos los anhelos que hay en su corazón y dispuesto a esperar pacientemente.

Recuerda ¡todo llega en el momento perfecto!


Mi labor como facilitador de tu ser emocional, consiste en acompañarte a vivir tu proceso de aprendizaje, escuchar tu historia de vida y ayudarte a reconocer las creencias/juicios/emociones que han determinado la forma como observas la realidad que vives hoy pero que necesitas disolver urgentemente para cambiar o transformar la realidad que percibe tu observador.


Te invito a que me sigas en todas mis redes sociales como compartir experiencias.

 

 


Si quieres conversar acerca de la situación que vives reserva una sesión en mi perfil de TijikoSi quieres conversar acerca de la situación que vives reserva una sesión en mi perfil de Tijiko



Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir