Tenemos un defensor » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Tenemos un defensor

Tenemos un defensor

Baja la guardia en tu vida.

Usualmente tenemos a nuestro alrededor personas que se encargan de herirnos con sus palabras ofensivas, que ante un acontecimiento se viene todo en nuestra contra, nos hacen comentarios negativos, tratan de desacreditarnos o de menospreciarnos. Cuando vivimos este tipo de situaciones, las personas casi siempre tratamos de protegernos del enemigo, poner las cosas en orden y buscar la forma de probar que ellos están equivocados porque pensamos que necesitamos defendernos, alejarnos del ataque y vencer a nuestros opositores.

Tal vez este tipo de circunstancias nos pueden generar una sensación de derrota porque nos sentimos perdidos en un enfrentamiento, inconformes porque no aceptamos las acciones y conductas de otros, desprotegidos porque perdemos las garantías que nos permiten estar en bienestar e inestables porque nos enfrentamos constantemente a cambios bruscos en nuestro carácter o sentido del humor.

Si algunos de estos argumentos resuenan contigo o con alguna persona cercana a ti, es importante que sepas que estas interpretaciones son exclusivas de la persona que lo siente. También es posible que a nivel emocional estas condiciones puedan estar generando cualquiera de las siguientes emociones; abuso, bondad, cólera, exaltación, furia, humillación, justicia, lastima, molestia, odio, prepotencia, rechazo, sometimiento, traición, venganza. 

Mi invitación para hoy es que reflexiones acerca de la situación que vives actualmente y aprendas a identificar las oportunidades de aprendizajes que este tipo de experiencias quieren regalarte y sobre todo a que reconozcas los beneficios y las consecuencias que traen consigo el mantener una constante lucha en tu entorno personal, familiar o laboral. También necesito que sepas que Dios quiere que todos los seres humanos vivamos con gozo, paz, tranquilidad y alegría, pero si tu dejas entrar lo negativo a tu vida pones todo lo maravilloso por fuera, ya que el espacio que le das a lo positivo en tu mente es muy limitado o nulo.

Esto me mueve a preguntarte ¿De qué o de quién te defiendes diariamente en tu vida?

Existe un campo de la medicina llamado neurociencia de las emociones, que se encarga de investigar científicamente las bases neuronales que están moldeando nuestro cerebro a nivel neurobiológicos, psicológicos y socio-culturales. Cuando una persona siente miedo, el cuerpo tiene la capacidad de encender todo un sistema de alarmas que le permite detectar una posible amenaza real o supuesta, presente, futura o incluso del pasado. La alarma se enciende cuando recibe un mínimo estimulo que le indica que debe protegerse frente a una posible amenaza en el entorno, lo cual se convierte en información útil para el cerebro y el funcionamiento de nuestros comportamientos, pensamientos y cuerpo. Por esta razón el miedo se convierte en un mecanismo de defensa, el cual nos permite responder ante situaciones adversas con rapidez.

Una de las emociones que se convierte en el enemigo de nuestra capacidad para defendernos es la culpa ya que cuando lo sentimos, somos propensos a ser personas que experimentamos una serie de conflictos que nos provoca incomodidad, porque nos recuerda constantemente nuestro mal comportamiento, las decepciones que transmitimos a los demás o la desaprobación que sentimos generalmente con nuestra familia, amigos, pareja o sociedad en general.  Por eso esimportante identificar los comportamientos que se convierten en una herramienta poderosa para manipular la necesidad de tener esa aprobación externa.

Mi recomendación es buscar apoyo profesional de un coach, psicólogo o terapeuta, de acuerdo al caso de cada persona, para identificar el tipo de proceso que necesitan iniciar. También es importante tratar de comprender y/o interpretar los pensamientos, juicios y emociones que están moldeando a la persona que vive esta experiencia, para acompañarlo a hacerse responsable de la situación que vive y promover el desarrollo de una autoestima sana.

Hay una frase de Carl Gustav Jung que dice: lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma”

Por eso es importante aprender a gestionar nuestras emociones, a modular todos nuestros pensamientos, atender con prioridad aquellos asuntos que son relevantes y que necesitan ser atendidos con urgencia para permitirnos tener una vida llena de bienestar a nivel físico, mental, emocional, espiritual. A construir con palabras buenas, bonitas un presente lleno de esperanza y sin la necesidad de sentirnos constantemente atacados por otras personas.

En este preciso instante quisiera que empieces a verte como una persona capaz de hacerte responsable de tus acciones, elecciones y consecuencias, enfocado en derrumbar todos los esquemas de defensa que no te permiten avanzar y dispuesto a soltar y transformar todo lo que siente.

Recuerda ¡tú puedes con todo!Mi labor como facilitador de tu ser emocional, consiste en acompañarte amorosamente a vivir un proceso de aprendizaje, en donde puedas escucharte a ti mismo para reconocer los factores que han moldea tu mundo interpretativo (creencias/juicios/emociones) que te limitan y te impiden transformar la realidad que percibe hoy como observador.


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir