Tasajera debe conllevar el despertar del Caribe, como región futuro » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Tasajera debe conllevar el despertar del Caribe, como región futuro

Tasajera debe conllevar el despertar del Caribe, como región futuro
Rubén Ceballos

Por: Rubén Ceballos

Los lamentables sucesos acontecidos esta semana en Tasajera (Corregimiento del Municipio de Pueblo Viejo – Magdalena), con repercusiones negativas de todo orden, fiel reflejo del eterno abandono en que se ha sometido a esa población por las Autoridades Nacionales, Departamentales y Municipales de siempre, incluidas las actuales, nos convoca al camino a potenciarnos como región, palabra clave es el emprendimiento en contexto de política de Estado, vocación ciudadana y plan de ciudadanos para el desarrollo integral, lo cual debemos proponernos hacer realidad en todo cuanto traduce, significa, importa, comporta y proyecta.

No podemos permitirnos fracasar, debiendo velar por nuestra fortaleza institucional, ser incluyentes, entender que, para ser viables como región, determinantes son las instituciones políticas.

Aporta en lo cual adelantar investigaciones económicas y proponer planes de desarrollo articulados nacionalmente, lo que requiere de instituciones organizadas, amplias, serias reglas de juego, la participación activa de la ciudadanía y comunidad en general, a lo que sumar debemos más preparación e imaginación creativa, siendo indispensable darnos a la tarea, si queremos una región de primera magnitud, hacer política de viabilidad, pues no valen planes ni proyectos económicos, de infraestructura y paz, si no tenemos donde desarrollarlos, en lo que preponderante es el conjunto de las instituciones, ante ello, el mal ejemplo de lo edificado en Tasajera debe servir como ejemplo de corrección, en bien de toda la región.

Imperativo que seamos destino de futuro, no solo a nivel nacional sino internacional como intención y designio. Despertar.

Pensar en grande y a largo plazo. Comprender que no estamos bien y podemos estar mejor. Obligarnos a caminar con prisa y sin pausa por derroteros de progreso, desarrollo, crecimiento e integral prosperidad.

Tenemos todo para lograrlo, factor humano, tierras fértiles, agua, sol, recursos hídricos, entre otras ventajas. Superar todo estancamiento.

Optar por un ritmo constante de crecimiento y emprender acciones a profundidad en tal dirección, en lo que ayudan políticas coherentes de largo aliento y alcance con el acompañamiento y la colaboración del sector privado.

Alcanzar mayores niveles de inversión y ahorro, visión a largo plazo, transformación tecnológica que potencie la competitividad, mejorar salud, educación técnica, producir tecnología y empoderarnos soportados en nuestra riqueza natural, cultural, histórica, inclusión y cohesión social, adecuados ingresos, competitividad, transformación productiva, desarrollo tecnológico, educación, innovación y gobernabilidad, con instituciones públicas y privadas más eficientes y transparentes, siendo inconcebible que no se proyecte progreso, teniendo de vecinos la Ciénaga Grande de Santa Marta y el Mar Caribe con todas sus riquezas.

Importa para cumplir tales derroteros, la unidad en todo sentido, con propósitos y objetivos comunes que atiendan nuestras propias realidades y necesidades, soportados en una amplia cómo robusta y sólida planeación, prospectiva y consecuente estrategia para adelantar las acciones suficientes y necesarias que menester fueren y traduzcan en verdad los desafíos planteados.

Son los días por venir, luego de esta crisis sanitaria, económica, social, ambiental y en algunos escenarios, política, que dejará secuelas irremediablemente, propicios para unirnos como una sola región, ponernos de acuerdo sobre cómo vamos a planear y cristalizar lo administrativamente definido, en ruta a apalancar e impulsar un mejor Estado desde el Caribe, en la verdad de construir un país con autonomía regional con recursos manejados eficazmente desde las regiones que nos posibilite nuevas ideas, un superior progreso socioeconómico y un verdadero cómo eficiente desarrollo productivo.

Interesa puntualizar, priorizar, definir las acciones que permitan una Región Caribe en aprovechamiento a tope de sus recursos y aplicarlos con equidad.

Es planear cómo debe y tiene que ser nuestro futuro, pensarlo en adelante más en integral contexto y respecto de obras regionales que a todos impacte de manera positiva, a efecto de crecer en todo sentido como una región unida y realmente fortalecida.

Es la consigna. Caminamos en esa dirección, o nos espera la vera del camino o seguirán sucediendo funestos hechos como los de Tasajera, los cuales nos invitan a la reacción y reconstrucción para superar el nefasto pasado que nos ha implicado atraso en sentido general.

[email protected] *Jurista


Rubén Ceballos

Rubén Ceballos

Abogado Penalista.


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir