Reflexión con diálogo responsable

Reflexión con diálogo responsable

El palo no está para cucharas, reza el adagio popular, el cual debe servirnos para reflexionar sobre la necesidad, imperiosa si se quiere, de dar paso en todo momento y lugar al entendimiento y comprensión por el bien colectivo, aunado a la vocación de procurar elementos de convergencia para ser plasmado en acuerdos, y no desgastarnos en el enfrentamiento constante, Se impone apostar por preferir la ruta de la construcción democrática, de suma que no de resta. Concebir con diáfana claridad que el objetivo de la política debe ser el diálogo, en y entre los partidos, con el público, con las fuerzas sociales,haga efecto de construir consensos de temas aplazados.

De igual manera comprender que las políticas públicas alcanzan éxito con la intervención y la participación social, en lo que es importante que representantes políticos y líderes sociales dialoguen en la búsqueda de acuerdos que nos son necesarios en todas y cada una de nuestras unidades territoriales, como es el caso del fundante valor de la seguridad pública, ineficaz entre nosotros, penetrada e infiltrada en los cuerpos de la Fuerza pública, por la delincuencia común y organizada, lo que hace determinante intervenciones de fondo más directa y eficaces; esto es, con un alto grado de profesionalización, control y evaluación del desempeño de sus corporaciones, miembro, procesos y procedimientos, en lo que importante ha de ser la colaboración y la participación decidida de la sociedad partiendo de la confianza institucional pública en cuanto a la identificación de conflictos respecta.

Recordemos que la sociedad es vital en este desarrollo y otros desarrollos como es la lucha contra la corrupción, ya que está en todos los rincones, mira, ve, observa, oye, escucha, y bien que mejor puede apoyar con su denuncia en la depuración ayudar a combatir los actos indebidos e ilegítimos que en mucho la dañan. Todo lo cual, hace necesario el diálogo abierto con todos los interlocutores, a fin de llegar a acuerdos que brinden legitimidad a las acciones tanto en el entorno de los partidos y movimientos partidistas como en el gobierno, ejercicio de acciones públicas que gozarán del respaldo de los fundamentos legales para realizarlas y de la legitimidad que brindan el consenso y el respaldo de las fuerzas políticas.

Reportaran tales desarrollos del corto al mediano plazo cambios evidentes en todo sentido, permitirá llegar al fondo de los temas que se traten para beneficio general y no de unos pocos, lo que nos indica con fuerza que requerimos de parte todos los segmentos de la sociedad, un cambio en y de todos sus segmentos.


Por: Rubén Ceballos

Rubén Ceballos

Abogado Penalista.


Compartir en:




Subir