¿Qué es ser patriota?

¿Qué es ser patriota?
Foto: Tomada de internet

“El respeto a la patria va acompañado de ese sentimiento que todos llevamos en nuestros corazones y se llama patriotismo: amor a nuestro país, deseo de mejorarlo, confianza en sus futuros destinos”

– Alfonso Reyes

Son épocas difíciles para nuestro país, las definiciones desaparecen en agravios y divisiones, las pasiones desmedidas nos ponen en posiciones claramente opuestas. Que nos puede unir entonces, creo que nos uniría tener claro que es ser patriota. Encontré hermosas y valientes definiciones de esta palabra desgastada por el tiempo pero tan necesaria hoy en día, Guillermo Meana, profesor y secretario de la Biblioteca popular Coronel Dorrego de Argentina, nos regala un articulo que quiero compartir para que entendamos lo maravilloso que es ser un verdadero patriota.

Un patriota es aquel que ama a su pueblo y territorio, (en ese orden) es decir a SU PATRIA, por encima de si mismo. Ese amor comprende obviamente las construcciones ideales de ese pueblo, es decir su cultura, tradiciones e instituciones surgidas de la voluntad popular. Un patriota debe estar dispuesto, cotidianamente, a entregar su vida al servicio del bien común, que por ser común, justamente también es el bien de él y su familia.

Un patriota desarrolla su trabajo, actividad o medio de vida, con profunda responsabilidad social, sin egoísmos y con solidaridad. Un patriota debe estar dispuesto a defender el valor PATRIA ya definido, aun a costa de su propia vida, porque la Patria de él, es también la Patria de sus hijos y hermanos y quien no está dispuesto a dar su vida por la de sus propios hijos, no es siquiera un hombre común y corriente, es simplemente un cobarde, un ser indigno de vivir en familia y sociedad.

Un patriota sublima ese amor a su pueblo y a su tierra, a través de sus símbolos patrios, a los que venera y respeta por encima de cualquier otro símbolo y no utiliza los mismos para fines sectarios o particulares, porque sabe y sobre todo siente, que son de todo el pueblo y no de una sola facción. Un patriota no abandona el suelo patrio, ni su pueblo y tradiciones, ni sus sacrificios y sus luchas, solamente para mejorar su propia condición económica.

Si debe abandonar su suelo y su pueblo, sólo lo hará forzada y temporalmente, con profundo dolor y a los efectos de reunir las fuerzas necesarias para regresar venciendo a quienes lo hayan obligado a desprenderse y alejarse de lo mejor que tiene un hombre. Su patria. Un patriota vive, trabaja, lucha y muere para, en, con y por su pueblo y patria. Un patriota jamás se unirá a un país extranjero para humillar a su propia patria. Jamás abrazará ideales que no respeten la idiosincrasia de su propio pueblo, ni servirá a los intereses extranjeros, en detrimento de los intereses de su propio pueblo.

Un patriota no siente ni cansancio, ni miedo, sino exaltación, bravura y gratitud cuando acude en auxilio de la patria, cuando su pueblo, su cultura, su libertad, sus instituciones o su territorio, son amenazados desde “afuera” o traicionados desde “adentro”. Un patriota lucha por la justicia social, porque sabe que la patria es de todos y cada uno de sus compatriotas y que todos deben disfrutar de la dicha de vivir y realizarse en una comunidad justa y libre, donde impere la igualdad de oportunidades, deberes y responsabilidades.


Por: Luis Martínez García

Luis Martínez García

Empresario, consultor en planeación estratégica y sistemas de gestión integral; docente universitario en las áreas de marketing, SIGC, Prospectiva, planeación; Gerente OPTIMIS y GQ Consulting Group.


Compartir en:




Subir