No te dejes Rotular » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

No te dejes Rotular

No te dejes Rotular
Juan Gabriel Sánchez Castellón

Por: Juan Gabriel Sánchez Castellón

La palabra rotular significa, poner un rótulo en alguna cosa o ponerle un nombre a algo. Es muy usada a nivel de laboratorio, sea clínico, químico o físico. Es marcar un elemento de manera organizada para identificarlo delante de los demás.

A nivel social también hay rótulos que se ponen sobre las personas, por ejemplo: feo, tonto, gordo, flaco, inútil, perdedor, fracasado, etc.

La juventud sobre todo es muy proclive a la creación de rótulos y además a atesorarlos en el corazón de tal modo que se termina siendo lo que las personas dicen del individuo.

Alguna vez un comentarista bíblico dijo que: Proféticamente, Leví estaba destinado a no tener lugar donde vivir en la tierra prometida que Dios le habría de entregar a al pueblo de Israel (Debido a su participación en la masacre en la ciudad de Siquem). Los descendientes de este hijo de Jacob realmente no recibirían heredad; apenas un puñado de ciudades en las que compartirán su realidad con todos sus hermanos.

Lo interesante es que, al pasar el tiempo y llegar la dispersión, la tribu de Leví demostró ser la única que se mueve, por principios, en su vida de consagración. No importaba si Moisés ya llevaba 40 días en el monte, sin importar si el resto del pueblo quería ir detrás de sus dioses, la tribu no dobló su rodilla delante del becerro. Y Dios los separa, para que sean sus sacerdotes.

Dios cumple sus profecías, pero no marca o rotula a sus hijos. La profecía era dispersar a los levitas. Y los dispersó. Pero no los marcó como una tribu descendiente de un hombre violento (como lo fue Leví), sino que todos los que observaban a los levitas pensaban en su sacerdocio y en su lealtad al Señor.

Recuerdo que algún día en mi adolescencia y cargado de errores alguien me dijo que no duraría dos años más con vida, y que no lograría ser nadie en la vida, por mi estrato económico, mis antecedentes de fracasos familiares y sobre todo, las amistades que me rodeaban.

Lo que me dijeron pudo ser cierto en un principio, pero por la misericordia de Dios conocí el camino correcto, llevándome esto a ser lo que soy (Pastor, padre de familia, Maestro, profesional científico, músico y muchas cosas más), personalmente no me ha ido tan mal.

El caso es que los rótulos nos pueden hacer creer que no valemos nada, pero la realidad es otra «Mi valor me lo demostró Cristo derramando su vida por mí en el calvario» y nadie por más edad y experiencia puede definir lo que Dios quiere hacer conmigo.

Hay una historia muy particular sobre las marcas que la gente pone sobre las personas. Dos hombres fueron encontrados robando ovejas. En el contexto social en que se desarrolla la historia, debían recibir un severo castigo físico. De este modo, nunca olvidarían su acción.

La solución más indeleble que encontraron fue marcarlos, como al ganado, con los dos términos que los definirían desde allí hasta la tumba: LADRONES DE OVEJAS. En ingles es SHEEP THIEF. Las iniciales de las palabras (ST) en la frente de cada uno, más allá de la cicatriz y del dolor, los marcaban (los rotulaban).

Uno de los muchachos no soporto la situación, y se quitó la vida. El otro entendió su error y vivió intentando ayudar a otros el resto de su vida. El tiempo pasó, y aquel muchacho se hizo abuelo. Una mañana, mientras caminaba por las polvorientas callejuelas del pueblo donde vivía, dos niños jugaban delante de él, uno de los niños le pregunto al otro:

– ¿Sabes que significa esas letras en la frente del abuelo? -No: pero debe ser algo así como «santo».

EN CONCLUSIÓN, Aunque los demás quieran o pretendan calificarte o rotular tu vida como una marca que no se puede borrar. ¡No te dejes rotular! Cada quien decide que quiere ser. Tus esfuerzos no quedaran en vano. El que decide quien quiere ser eres tú mismo. Dios te puede dar la gracia y la fuerza suficiente para alcanzar tus sueños. No importa lo negativo que los demás vean o pienses de ti. Jesús tiene la última palabra, y el valora y respaldara tu esfuerzo.

La gente puede opinar muchas cosas de ti, pero Dios es el encargado de enderezar tus pasos: «El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos» Proverbios 16:9.


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube


Juan Gabriel Sánchez Castellón

Juan Gabriel Sánchez Castellón

Químico, MSc. en Ciencias Químicas. Pastor Cristiano


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir