Nacido para ser rey, la aventura de fantasía llevada a la realidad a través de la vivencia de un grupo de adolescentes contemporáneos

Con la puesta en escena de las diferentes cintas de aventuras y fantasías en la actualidad, se ha creado una nueva generación de cinéfilos dentro del espectro de los diferentes géneros cómo parte de grupos que se organizan para ser parte de diferentes tribus urbanas en un mundo audiovisual y digital que nos envuelve en una competencia en tiempos modernos.

En esta película un joven se convierte en el Rey Arturo al sacar la mítica espada Excálibur de una piedra donde se encontraba en un lugar abandonado y vive esta aventura con sus compañeros quienes se enfrentarán con un enemigo poderoso que desea la espada mágica y poder llevar a cabo sus planes en medio de los diferentes obstáculos que se van presentando.

Muchas cintas a lo largo de la historia del cine han tomado este concepto y lo han adaptado a las diferentes generaciones que a lo largo de las décadas han venido exigiendo nuevos elementos a la hora de llevar a la pantalla grande los diferentes argumentos que aparecen ya sea de adaptaciones literarias o de la creación de los guionistas.

La historia del Rey Arturo ha sido convertida en fuente de inspiración para el cine y la televisión combinando elementos históricos con la leyenda y el mito casi al mismo nivel que el otro personaje icónico Robin Hood o también conocido cómo Robin de Loxley, ambos de Inglaterra cómo País que ha sido cuna de grandes personajes y proezas que han quedado para la posteridad.

En resumen la película Nacido para ser Rey es una aventura llena de momentos interesantes para disfrutar en familia y descubrir la magia que llevamos por dentro cómo parte de nuestra realidad misma y las limitaciones que muchísimas veces nosotros nos imponemos al perseguir nuestros sueños en medio de una serie de inconvenientes sin saber que tenemos nuestra Excalibur por dentro.


Por: Junior Ruiz Paz

Junior Ruiz Paz

Comunicador Social U.P.B. Abogado en formación CECAR. Redactor de reflexiones y cinéfilo.


Compartir en:




Subir