Muelle turístico en Isla del Rosario

Muelle turístico en Isla del Rosario

La Isla del Rosario, paraíso natural, balneario ubicado a 40 kilómetros de Santa Marta y 45 de Barranquilla entre la Ciénaga Grande de Santa Marta y el Mar Caribe en jurisdicción del municipio de Pueblo Viejo – Departamento del Magdalena, ha perdido “robados” por el mar cerca de mil metros de playa, situación de peligro que demanda la atención municipal, departamental, regional y nacional, toda vez que semejante belleza natural no puede por desidia de nuestras autoridades estar al borde de colapsar y generar con ello daños ambientales y de toda otras índoles con seguras impredecibles consecuencias, lo que es a todas luces inadmisible, requiriéndose con urgencia obras de envergadura que la potencien como obligado destino turístico y de paso frene el avance de la erosión que amenaza con arrasar todo su entorno, cuya obra adicional se suma a las varias realizadas y financiadas en el gobierno de Juan Manuel Santos, sobre lo cual me ocupare en una próxima columna, porque es justo ser agradecidos por lo auspiciado en nuestro Departamento y Ciudad.

Importaría es este edénico espacio la construcción de un muelle turístico con las más de las normas modernas para este tipo de obra, que además de avivar empleos directos e indirectos y constituirse en fuente de negocios, permitirá la visita de miles de personas, lo mismo que mantendría altos flujos de actividades que le darían un aire dinámico al lugar, toda vez que tendría muelles para embarcaciones menores y una adecuada infraestructura para responder adecuadamente a temporadas altas, servicios destinados a crear las mejores condiciones de seguridad y logística en cumplimiento de su naturaleza como muelle turístico desde donde partir hacia el inicio de aventuras inolvidables en exóticos paisajes y con la calidez de su gente.

Se impone igualmente para nuestro departamento una actividad turística robusta y sostenible, más cuando dicha actividad se caracteriza por la rápida amortización de la inversión al generar entre otros beneficios, divisas, trabajos y empleos (interés social), de allí que importante sea darnos a la tarea de implantar e implementar un turismo de franco crecimiento, con programas de desarrollo turístico integralmente planificados, megaproyectos de iniciativa pública y privada nacional y extranjera. Crear polos turísticos con sólidas estructuras económicas previas a la habilitación de tales centros.

Importa que avancemos turísticamente en el espacio y en el tiempo atendiendo las vocaciones naturales de nuestros territorios. Un turismo convertido en actor principal de comercio que represente al mismo tiempo una gran fuente de ingresos, creciente, que aumente la diversificación y la competencia entre destinos; y que además, se habilite como una grande actividad económica de importancia lucrativa, con obras de infraestructura relacionadas con el turismo en toda su dimensión. Náutico, con resguardo de embarcaciones, recreativo, ecológico, gastronómico, cultural, histórico, de aventura y demás, cuidando el uso racional de los recursos, a fin que se respeten y no se modifiquen los entornos naturales a partir de dañosas alteraciones en la vegetación y demás espacios de interés ecológico y ambiental.


Por: Rubén Ceballos

Rubén Ceballos

Abogado Penalista.


Compartir en:




Subir