Mary Poppins, el regreso de la nana mágica al cine

Mary Poppins, el regreso de la nana mágica al cine

Con el regreso actualizado de grandes clásicos al cine, las diferentes cintas que marcaron una época regresan para divertir a las nuevas generaciones que no conocieron las diferentes historias en un escenario donde los efectos especiales eran precarios pero que tenían un gran contenido llevando un gran mensaje.

Cómo parte de la historia del cine nos encontramos con toda una industria que vive para el entretenimiento y que cada año trae historias nuevas, así cómo aquellos rebots o readaptaciones con la actualización de hechos y situaciones de acuerdo a la temática planteada y los cambios que está viviendo el mundo en medio del afán de la modernidad que nos incluye a todos.

En esta historia una Nana con poderes mágicos llega a una familia donde tiene que cuidar a varios niños que en medio de diversos inconvenientes les enseñará que todo lo que se haga con esmero y con voluntad puede resultar en grandes frutos y enseñanzas cómo parte de la misión de la vida misma que todos tenemos.

Luego de una primera entrega por la década de los 60s que contó con gran éxito por parte de la crítica y la taquilla, las productoras estaban en mora de sacar una nueva cinta de Mary Poppins para poder volver a vivir las aventuras de una familia Inglesa que en medio de las diferentes situaciones que se presentan se unirán para salir adelante en una sociedad a veces intolerante.

En resumen esta cinta nos muestra que el hogar es un lugar importante para todos los seres humanos y a pesar de las diferencias que tengamos nos debe unir el trabajo en equipo y todo aquello que consigamos cómo grupo respetando las opiniones y pensamientos del otro cómo parte del equilibrio social que tiene cómo objetivo ir creando lazos de aceptación a pesar de las diferencias en un mundo cada vez menos humano.


Por: Junior Ruiz Paz

Junior Ruiz Paz

Comunicador Social U.P.B. Abogado en formación CECAR. Redactor de reflexiones y cinéfilo.


Compartir en:




Subir