Lyones Al Acecho » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Lyones Al Acecho

Lyones Al Acecho

Los habitantes de una pequeña aldea en África, por física necesidad, tenían que trasladarse a otra aldea vecina para poder adquirir sus alimentos, para hacerlo, debían pasar por una inmensa pradera atiborrada de Leones.  Era una peligrosa labor, la mayoría de los aldeanos que hacían la travesía eran devorados por los feroces animales.

Cierto día, uno de los aldeanos propuso que para pasar los extensos pastizales sin ser devorados por los Leones debían hacerlo en grupos, realizando mucho ruido, para ello, debían disponer de todos los utensilios y cacerolas de cocina. El experimento estridente les resultó por muchos años y así lograron obtener sus alimentos sin ser comidos por los Leones.

No obstante, a pesar de lo exitoso de la estrategia, en una ocasión una manada de Leones hambrientos, contrarrestando la táctica aldeana decide atacar. Sigilosamente se lanzaron contra la multitud y devoraron a la mayoría de los labriegos. Desde ese entonces, y sucesivamente, el instinto animal de los Leones, se alertaría con la algarabía de los aldeanos, pues esta, se convirtió en un llamado para alimentarse.

Al Leer la apocalíptica historia africana la relacioné de forma inmediata con el Apellido Lyons y con todos los sucesos nefastos acaecidos en la vida política administrativa de nuestra región, pudo ser por: Primero, la variación etimológica del apellido con la del felino, o viceversa; segundo, porque el episodio se puede correlacionar directamente con la realidad política en las ubérrimas tierras cordobesas y; tercero, por el nombre de la obra: “Leones Al Acecho”. Aunque para ser sincero los tres puntos, coincidencialmente, ayudaron con la idea del artículo e igualmente confluyeron para dar el nombre al mismo con tan solo cambiar una letra.

Y es que precisamente en Córdoba anda suelto un Lyons, una bestia politiquera que, sin exagerar, amenaza nuevamente y pone en riesgo la democracia, la tranquilidad institucional y política, colocando en peligro grave el presupuesto de la administración pública.

No sobra recordar que hace cuatro años Lyons y su terrible manada, hambrienta de poder y de dinero, se afincó en los pastizales del palacio de Nain, ensangrentándolo, y devorando por completo cuanto presupuesto público estuviera a su alcance. Efectivamente, en ese cuatrienio, la manada Lyonista acabó con grandes recursos del presupuesto de la salud, educación, regalías, ciencia y tecnología; sus acciones eran protegidas y escondidas en la inmensa manigua de la impunidad judicial y el colosal bosque de la ineficacia e ineficiencia de los mal llamados entes de control.

Ahora bien, nuevamente regresa el bullicio de unas elecciones locales, los aldeanos de la comarca la recibimos con alegría y entusiasmo, pues se trata de una fiesta democrática; la manada Lyonista aprovecha el evento, como en la historia africana, para atacar.  Lo hacen con rabia y odio, descalificando a cualquier contendor o contradictor que se atreva a invadir su territorio. Su objetivo es que ningún grupo poblacional y/o social distinto a ellos (campesinos, indígenas, victimas, negros, jóvenes, minorías sexuales, mujeres, animalistas, ambientalistas) tenga la más remota posibilidad de traspasar los pastizales en busca de una nueva oportunidad para gobernar y administrar decentemente las fértiles tierras cordobesas, para sembrarlas, esta vez, de esperanza, amor, alegría, paz, desarrollo y progreso.

La manada Lyonista es conocida de vieja data, el terrible Lyons se encargó de reagruparlos, infestando todo el territorio (valles del medio y bajo Sinú, la sabana, la zona costanera y el “corredor indígena”-donde devoraron por completo una EPS), buscando establecer su corrupto dominio e instalando un gobierno narcocleptócrata; lo componen, como todos ustedes bien saben: Sara Piedrahita, prima de Lyons, esposa de Elber Elías Chagüi y cuñada de Rubi; Rubi Chagüi, hermana de Elber Elías; Elber Elías Chagüi, hermano de Rubi, esposo de Sara y Socio de Lyons; Bernardo “El Ñoño” Elías, cuñado de Alejandro Lyons; Yamina Pestana y Clan Pestana, Socios de Lyons, padrinos políticos y financiadores económicos de Carlos Gómez; Zulema Jattin y Martin Morales, socios de Lyons, ambos condenados por la Corte Suprema de Justicia; Wadith Manzur, representante a la Cámara e hijo del Condenado por parapolítica Julio Manzur; Daniel Cabrales, hermano de Cristóbal Cabrales socio en el Cartel de la Hemofilia de Lyons.

En conclusión, la manada trata de imponer un nuevo rey, un Cleptócrata, que devore nuestro territorio, para eso han parido a su cría llamada Carlos Gómez, quien fuera asesor jurídico y secretario privado de Lyons en aquella oscura noche de 4 años.

En todo caso toca esperar hasta el 27 de octubre día del bullicio de las elecciones y de la fiesta democrática para ver si la manada Lyonista (voraz, corrupta y criminal), tienen la capacidad de abalanzarse sobre el pueblo para devorar sus esperanzas e ideas de cambio, o si por el contrario un pueblo digno, independiente y con pensamiento crítico está dispuesto a no olvidar, impidiendo que la terrible Manada regrese.


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube.


 


Por: José Isabel Álvarez

José Isabel Álvarez

Abogado titulado; docente universitario y ciudadano pensante.


Compartir en:




Subir