Los municipios: asociaciones y convenios » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Los municipios: asociaciones y convenios

Los municipios: asociaciones y convenios

Todos los municipios colombianos disponen de dos importantes instrumentos para compartir esfuerzos, impulsar su progreso y disminuir los índices de desigualdad social: Las Asociaciones de Municipios y los Convenios.

1. Las Asociaciones de Municipios. Así como no conviene que el hombre esté solo, no es aconsejable que los municipios pretendan, aislados, cumplir su misión de servicio a la comunidad. Mejor que el individualismo, es el espíritu de solidaridad. Con este propósito, que permite redoblar esfuerzos, compartir experiencias, prestar servicios y ejecutar obras en común, ha sido regulado el fenómeno jurídico de “las Asociaciones de Municipios”.

La Ley 136 de 1994 (arts. 148 al 153), señala las reglas para que dos o más municipios, de uno o más departamentos –son eminentemente flexibles-, puedan asociarse entre sí, mediante convenio suscrito por los correspondientes alcaldes, en el cual se incorporará el acta de constitución y los estatutos, previamente autorizados por los respectivos concejos mediante acuerdo.  Se conformará entonces una entidad de derecho público dotada de personería jurídica, autonomía administrativa y patrimonio independiente, con capacidad para el cumplimiento de actividades en diversos campos: obras públicas, desarrollo empresarial, intercambio de tecnologías, fomento de la cultura y el deporte, entre otros.

Para su constitución, los municipios no necesitan aportar dinero ni organizar una planta de personal, pues las asociaciones dispondrán del apoyo necesario en la estructura administrativa y las dependencias municipales existentes.

La nueva Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, en este sentido inspirada en el modelo alemán, con buen criterio prescribe: “En ningún caso las entidades territoriales que se asocien podrán generar gastos de funcionamiento adicionales con cargo a su presupuesto o al presupuesto general de la nación, ni incrementar la planta burocrática de las entidades que las conforman” (Ley 1454 del 2011, art. 17, inciso tercero).

En lo sucesivo, hacia el interior de las asociaciones de municipios predominará la voluntad política por el servicio y los asuntos de interés recíproco. Cuando se requiera dar cumplimiento a uno de sus objetivos, cada municipio contribuirá con  sus recursos humanos, físicos y presupuestales, en el entendido de que se busca constituir un marco de acción que integre los respectivos planes de desarrollo en un modelo de planificación integral conjunto.

Dispondrán, además, de estas dos prerrogativas legales: en la construcción de obras, previamente autorizadas por planeación departamental. La Nación y los departamentos están en la obligación de cofinanciarlas con partidas “por sumas iguales” a las que efectivamente haya invertido la asociación (ley 11 de 1986, art.15 y decreto 1333 de 1986 art. 347), y estarán facultadas para reglamentar, distribuir, conceder, suspender o legalizar, por delegación y en nombre la Nación, el uso y explotación de las aguas de uso público en los terrenos de su jurisdicción (decreto 1333 de 1986 art.337).

Respecto de aquellas asociaciones constituidas por dos o más municipios geográficamente contiguos en un mismo departamento, podrán en el futuro, ser transformadas en una PAP “provincia administrativa y de planificación”
 
2. Convenios: Prohibidos los auxilios y donaciones a favor de personas naturales o jurídicas de derecho privado, la Constitución de 1991 autoriza a los municipios para celebrar convenios de colaboración y ayuda mutua.

La ley de Ordenamiento Territorial, trae la figura del “convenio plan” – y también del “contrato plan”– que permite a las entidades territoriales y sus esquemas asociativos convenir con la Nación, la ejecución asociada de proyectos estratégicos de desarrollo territorial, igualmente, la conformación de “alianzas estratégicas” facilita los procesos asociativos entre entidades territoriales para impulsar el desarrollo autónomo y auto-sostenible de las comunidades (ley 1454 de 2011, arts. 9 y 18)

En el nuevo milenio se están imponiendo los esquemas asociativos territoriales como instrumentos indispensables para alcanzar mejores y más equitativas condiciones de vida.


Por: Javier Henao Hidrón

Javier Henao Hidrón

Ex – Magistrado del Consejo de Estado; Autor del Libro “El Poder Municipal”, Presidente Asociación de Ex – Magistrados de las Cortes (ASOMAGISTER)  


Compartir en:




Subir