El cambio climático: La próxima amenaza » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

El cambio climático: La próxima amenaza

El cambio climático: La próxima amenaza
Jesús David Fernández Díz

Por: Jesús David Fernández Díz

No cabe duda para ningún alma que el nuevo virus Covid-19 que llegó al mundo desde finales del año 2019  ha provocado, y tan real como que el cielo es azul, seguirá provocando trágicos números de muertes y dolencias debido a la persistente incredulidad e indisciplina social, haciendo pagar a los justos por pecadores y trayendo más dolor a innumerables familias.

Pero esto no es el ‘acabose’, ya que, según la comunidad científica internacional, la próxima amenaza podría ser mucho peor. Se trata del exacerbado cambio climático, provocado en gran parte por obra de las industrias que procesan elementos químicos, radiactivos o nucleares.

Desde hace décadas se han visto exagerados cambios en el clima que sorprenden a toda la población como sequías que parecen interminables o lluvias y precipitaciones prolongadas en zonas donde antes era común que lloviera solo en invierno.

El magnate Bill Gates se ha expresado sobre estas anomalías meteorológicas: «Me doy cuenta de que es difícil no pensar en un problema como el cambio climático en este momento. Cuando ocurre un desastre, es la naturaleza humana preocuparse solo por satisfacer nuestras necesidades más inmediatas, especialmente cuando el desastre es tan grave como la ocasionada por la Covid-19. Pero el hecho de que las temperaturas dramáticamente más altas parezcan muy lejanas en el futuro no las hace menos problemáticas, y la única forma de evitar los peores resultados climáticos posibles es acelerar nuestros esfuerzos ahora», dijo el magnate en una rueda de prensa, por lo que sin lugar a dudas pensar que se avecinan desastres naturales o producidos por la industria humana puede ocurrir en un futuro no tan lejano como el que imaginamos.

Por otro lado, es cierto  que mientras el mundo trabaja incansablemente  para detener el nuevo coronavirus mediante la distribución masiva de las tan anheladas vacunas a cada rincón del mundo y comenzar posteriormente a recuperarse de él, siguiendo además los protocolos de bioseguridad preestablecidos, también hay que actuar ahora, con entereza, para evitar un desastre climático mediante la creación y el despliegue de innovaciones quimico-bilogicas que permitan eliminar nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, ya que como todos o la mayoría sabemos, el efecto invernadero es causado principalmente por las fabricas industriales de químicos, el uso frecuente de sprays y el consumo desmedido del fluido eléctrico, aunque también lo causan la ganadería intensa (específicamente el excremento de los bovinos que liberan monóxido de carbono, dañando paulatinamente la capa de ozono) y el uso irresponsable de combustibles fósiles.

Ahora bien, pese a que hay mucha zozobra con respecto a la posible nueva amenaza e indignación en razón a que se piensa que son ideas alarmistas, teniendo en cuenta que no hemos salido de un problema global cuando se aproxima otro de mayor arraigo o magnitud, los expertos piensan que podría tratarse de una visión utópica encaminada a concretarse con absoluta certeza si no cuidamos el medio ambiente que nos rodea, es decir, no esperar hasta el borde del abismo o precipicio para empezar a actuar concientizados y culturizarnos con mecanismos tendientes a la protección del medio ambiente y todo el ecosistema de nuestra madre tierra.

Es conducente señalar que muchos analistas no están de acuerdo sobre cuánto se reducirán las emisiones este año, pero la Agencia Internacional de Energía calcula la reducción alrededor del 8 %.

El fundador de Microsoft volvió a objetar alegando que, en términos reales, eso significa que liberaremos el equivalente a alrededor de 47 mil millones de toneladas de carbono, en lugar de 51 mil millones.

Además, agregó: «Si desea comprender el tipo de daño que causará el cambio climático, mire la covid-19 y extienda el dolor durante un período de tiempo mucho más largo. La pérdida de vidas y la miseria económica causadas por esta pandemia están a la par de lo que sucederá regularmente si no eliminamos las emisiones de carbono del mundo».

Lo cual nos da a entender, siguiendo las directrices y sugerencias del magnate, que es estrictamente necesario reducir la emisión de gases provenientes de las grandes fábricas de productos químicos y derivados del petróleo, aparte de  disminuir el consumo exacerbado del fluido eléctrico en razón a que al ahorrar energía, cuidamos el planeta y a la vez nuestro bolsillo.

Igualmente, se estima que  para el año 2060, el cambio climático podría ser tan letal como la Covid-19, y para 2100 podría ser cinco veces más letal.

«El panorama económico también es desolador, pero eso es otra historia y se considera un hecho futuro incierto ya que el destino no está escrito sino que se forja con el actuar de todos y cada uno de los habitamos el planeta tierra. Más bien, el rango de impactos probables del cambio climático y de la Covid-19 varía bastante, dependiendo de factores como el de la inflación o del modelo económico que se utilice en la época. Claro que, aun se considera que en la próxima década o dos, el daño económico causado por el cambio climático probablemente será tan malo como tener una pandemia del tamaño de covid cada diez años».

Según el magnate, esta pandemia es mala, pero una futura pandemia podría ser diez veces más grave de lo que uno se podría imaginar si no actuamos en el presente ya, evitando la contaminación ambiental de la forma más razonable posible. Cualquier detalle, desde no arrojar botellas o basura al mar hasta evitar quemar la basura en el patio de las casas, hace la diferencia.

Por último, en definitiva, no estamos preparados para la próxima pandemia, ni Colombia ni el mundo.

No obstante, tengo fe que la situación en unos próximos años sea diferente. Sin lugar a dudas dentro de  un par de años habrán fabricado y expedido más Vacunas, pruebas, medicamentos, epidemiología, seguimiento.

Hay muchos protocolos que seguir e innovaciones biológicas por implementar, pero la más importante, radica en nuestra capacidad para poner un granito de arena en nuestro medio ambiente y contribuir e incentivar a la sociedad a la  No contaminación de nuestro entorno. Proteger al planeta es un derecho y un deber que nos concierne a todos.


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube


Jesús David Fernández Díz

Jesús David Fernández Díz

Abogado, de 26 años, egresado de Derecho de la Universidad del Sinú. Escritor y asesor de servicios legales. Oriundo de San Antero residenciado en Montería. Amante a la lectura y asesor de servicio independiente.


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir