¿Barranquilla Capital Cultural de América Latina?

¿Barranquilla Capital Cultural de América Latina?
Foto: turismerk.com.co

Por estos días la ciudad se debate en una polémica sobre la infraestructura cultural a raíz del cierre temporal o ¿definitivo? de algunos espacios destinado para actividades artísticas y culturales, como lo son el Teatro Municipal Amira de la Rosa, el Parque Cultural del Caribe y el edificio de Bellas Artes, esta lamentable situación, me motivó a recordar que Barranquilla en el año 2013 fue nombrada, con bombos y platillos, Capital Cultural de América Latina, distinción otorgada por el Bureaur Internacional de Capitales Culturales, entidad desconocida hasta ese momento en nuestro medio, y presidida por el Español Xavier Tuedela, otro desconocido. Este personaje junto con la Ministra de Cultura, de ese entonces, Mariana Garcés y la alcaldesa Elsa Noguera presidieron y celebraron con artistas, gestores culturales y la ciudadanía en general, este nombramiento que coincidió con el aniversario 200 de la ciudad como villa.

Anteriormente, en el año 2003 el Carnaval de Barranquilla fue declarado Patrimonio Oral e inmaterial de la humanidad por el Fondo de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

De la misma manera, la ciudad de Barranquilla en el año 1997 fue sede, en la maquillada, para esa ocasión, Escuela de Bellas Artes, de la sanción de la Ley General de Cultura (Ley 397) por el presidente de Colombia Ernesto Samper, y la posesión del primer Ministro de Cultura de este país Ramiro Osorio. Este acontecimiento fue acompañado por una comitiva de mas de doscientos artistas y personalidades de todo el país, como reconocimiento de la importancia de esta ciudad en materia cultural en el concierto nacional.

No obstante el incumplimiento del estado colombiano en los preceptos constitucionales de 1991 y la Ley 397 de 1997, en lo referente a la protección y salvaguarda del patrimonio o acervo cultural en nuestros grupos sociales, no se han cumplido.

Barranquilla sigue siendo una ciudad con un desarrollo asimétrico. La infraestructura cultural es deficiente. De las cinco localidades del distrito, solo la localidad Centro Norte Histórico cuenta con cierta infraestructura para la programación artística y la difusión cultural. Sin embargo, estos espacios no cuentan con programación propia, ni tampoco contribuyen con la circulación, practica, formación y proyección de los trabajos creativos de los artistas locales.
Los pocos escenarios existentes, salas de exposición, bibliotecas en su mayoría privadas, pero se financian con recursos del estado y son de difícil acceso para los estratos 1, 2 y 3. Pero localidades como Suroccidente, Suroriente y Metropolitana no cuentan con infraestructura para el desarrollo artístico y cultural.

Muy a pesar de la declaratoria de la UNESCO, de concederle al carnaval de Barranquilla como patrimonio oral e inmaterial de la humanidad, no cuenta con infraestructura idónea para la practica, formación y proyección de los y las hacedoras del carnaval. Ni mucho menos se le ha conferido el valor especial a sus creaciones o expresiones culturales.

El gobierno distrital a través de la Secretaría de Cultura, desde hace veinte años, cuenta con dos programas bandera: Casas Distritales de Cultura y Escuela Eda, entregados en concesión a la aparecida y desconocida fundación Selseh, pero ninguno de los programa cuenta con infraestructura propia y mucho menos idónea, los talleres formativos se imparten en salones de colegios públicos que durante las administraciones de Alex Char y Elsa Noguera fueron remodelados, al igual que muchos parques de la ciudad y no fueron acondicionados para la práctica, formación y circulación de las artes, a pesar que los contratistas, como los constructores de los escenarios deportivos para los juegos Centroamericanos y del Caribe a celebrarse este año en la capital del Atlántico, gozan de la exención del pago de la estampilla pro-cultura, impuesto que el distrito, el departamento y sus municipios recaudan desde 1997 para financiar la actividad e infraestructura cultural.

Así mismo, la creación del impuesto al espectáculo publico estipulado por la Ley 1493 del 26 de diciembre de 2011 decretada por el Congreso de la República, tiene como principio, entre otros, fomentar la creación, ampliación y adecuación de infraestructura artística y cultural para la garantía del acceso de todos los colombianos a la misma.

Es necesario e imperativo que el distrito de Barranquilla y la gobernación del Atlántico den cuenta a la ciudadanía de lo recaudado por este concepto y en cuales proyectos de infraestructura cultural se han invertido estos recursos.
Pero es necesario también, a raíz del cierre del Parque Museo del Caribe, bien publico manejado por privado, la fundación que lo administra, de cuenta de los recursos que recibe del gobierno nacional, departamental, distrital y hasta de las donaciones recibidas de la empresa privada para la construcción, funcionamiento e implementación de los programas culturales que desarrolla.

En la misma dirección el Banco de la República que tiene en comodato por mas de noventa años el Teatro Municipal Amira de la Rosa que responda con el compromiso legal adquirido con la Sociedad de Mejoras Publicas del mantenimiento y preservación de este patrimonio cultural.

Por ultimo queremos convocar a los y las artistas, gestores culturales, hacedores del Carnaval, a los consejos de cultura y a la ciudadanía en general exigirle a las autoridades distritales, departamentales y nacionales abrir espacios para el análisis, la reflexión, el debate y las propuestas para la generación de políticas culturales incluyentes, con planes de desarrollo cultural a corto, mediano y largo plazo que contribuyan a construir una cultura de paz para la vida digna.

Publicada originalmente en Facebook


Por: Edwin Doria

Edwin Doria

Artista


Compartir en:




Subir