A propósito de... La mesa directiva en el Senado y otros pesares » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

A propósito de... La mesa directiva en el Senado y otros pesares

A propósito de... La mesa directiva en el Senado y otros pesares
William Quintero Villarreal

Por: William Quintero Villarreal

Se llevaron a cabo las elecciones en el Congreso en sus mesas directivas, y se cumplieron los pactos políticos muy comunes en este tipo de elecciones de dignatarios puesto que la coalición mayoritaria previa e históricamente acuerdan a que Partido Político les corresponden integrar las Mesas Directivas en Senado y Cámara de Representantes.

En toda democracia la mayoría gobernante tiene ese privilegio y es aceptable por razones políticas y de conveniencia gubernamental por cuanto se requiere el apoyo del Poder Legislativo para sacar adelante las iniciativas del Ejecutivo.

Está contemplado en el artículo 11 de la Ley 1909 de 2018 que: «Las organizaciones políticas declaradas en oposición de que trata la presente ley, tendrán los siguientes derechos específicos: d) Derecho de réplica. e) Participación en mesas directivas de plenarias de las corporaciones públicas de elección popular….»

Por razones legales y en favor de la democracia, a la oposición se le reserva la segunda vicepresidencia.

Es de todos sabido que actualmente se encuentran reunidos en los llamados Partidos ‘alternativos’, integrados por el Polo, los Verdes, Colombia Humana, Decentes y otros más.

Por decisión, que la mayoría del país no logra comprender, eligieron al Partido FARC para que uno de sus integrantes ocuparían esa designación.

Optaron, me imagino, por rendir un homenaje al mayor generador de violencia, alias «Tirofijo» designando como su representante en la Mesa Directiva a la Senadora Griselda Lobo, más conocida con el alias de «Sandra Ramírez», de quien es la viuda del jefe máximo de la guerrilla narcoterrorista, que por ‘bondades’ del Acuerdo de La Habana y la complicidad de un gobierno recibieron uno de los máximos honores que podría dar la democracia, cuál es integrar el órgano legislativo, sin pagar un día de cárcel ni mucho menos reconocer y reparar a sus víctimas.

Posteriormente a su elección, manifestó que si se reencarnaría volvería ser guerrillera. Lo anterior nos da una clara imagen de su comportamiento, además, de su talante.

«Ante el atroz delito de reclutamiento infantil, en sus primeras declaraciones, Ramírez no ha variado el discurso que tuvo el entonces máximo comandante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en tiempos del Caguán y cuando el país se acostumbró a verlo con la toalla sobre sus hombros, seguido de un ejército de hombres y mujeres poderosamente armados, muchos de ellos bastante jóvenes».

José Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch, le dijo a ella que estrenó su cargo de segunda vicepresidente del Senado negando que las Farc reclutaron menores. «Grave error y gran mentira», aseguró.

«Las Farc deben abandonar ese paso de insostenible relato».Diario El Tiempo. Julio 26 de 2020.

Precisamente, de eso es que se trata la presente reflexión. Mientras no cambien, no su postura ideológica, por cuanto debe existir un pluralismo, sino su manera de verse como víctimas del conflicto, no decir la verdad y tener actos de contrición buscando no sólo la paz material sino la del espíritu, NUNCA se logrará una armonía política-social .

No había necesidad de ser tan soberbios, existen senadores de la oposición que han demostrado durante sus actividades parlamentarias su oposición al gobierno, pero, no generan tanto rechazo.

Igual pasó con la decisión del nombre del partido político resultante de los Acuerdos, en un acto de soberbia y de miopía política, mantuvieron el nombre de guerra de la organización y eso nunca a podido generar confianza legítima.

Las «disidencias» así se comprueba donde sus máximos jefes históricos volvieron al monte entre ellos, alias ‘Enrique Marulanda’, hijo de la vicepresidenta del Senado, según anotan en redes sociales que no han sido controvertidas.

Una pregunta obligada, ante ese hecho, sería si la congresista debería estar por fuera de toda reunión que implique aspectos de seguridad nacional e Interrelación con las Fuerzas Armadas.

En este caso en particular no se aplica la inexistencia del delito de sangre, por cuanto los dos hacían o hacen parte de esa organización criminal.

Están amparados en el Estatuto de la Oposición de ejercer sus derechos, eso nadie lo cuestiona, lo repudiable es la elección desafortunada de su delegado, que en vez de unir desune y crea un ambiente enrarecido manifestado como un mal mensaje a la ciudadanía.

Siguiendo esas líneas, el discurso de «réplica» al discurso del Presidente Duque igualmente estuvo por fuera de tono dado que la vocera de la oposición fue expresamente en contra vía a la posición conciliadora del Presidente donde debe primar la unión de todos los colombianos a causa de la pandemia que azota al mundo y a nuestro país.

Discurso acorde con la fecha, ‘veintejuliero’ dirían algunos.

Estamos ante el hecho evidente que esta legislatura se caracterizará por el odio, por el revanchismo y una oposición desmesurada, aunque sea legítima ese medio controversial, no es menos inoportuna ante la emergencia económica y sanitaria que padecemos.

En cambio, en la Cámara de Representantes fue elegido Germán Navas Talero (Polo Democrático) un curtido congresista de la Oposición pero que siempre se ha manejado con respeto a las instituciones y que no genera de antemano conflicto alguno. Que ejercerá su derecho a la confrontación con un sano criterio.

En consecuencia, con la designación de la guerrillera confesa como Segunda vicepresidenta del Senado de la República, se debe concluir que la oposición la postuló en señal de desafío a las instituciones.

Nota al margen: Montería aparece con un alza en contagios. En buena hora las medidas tomadas por el alcalde Ordosgoitia de incrementar las medidas restrictivas de circulación. El cuidado es primordial y única medida de evitar el contagio. Ya el Concejal Leonel Márquez propuso decretar el estado de calamidad pública en Montería.

Agumentum falsum dilemma – «Argumento del falso dilema que consiste en reducir la discusión a solo dos posibilidades».


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube


William Quintero Villarreal

William Quintero Villarreal

Abogado


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir