A Propósito de... El Natalicio 137 de Eugenio Quintero Acosta » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

A Propósito de... El Natalicio 137 de Eugenio Quintero Acosta

A Propósito de... El Natalicio 137 de Eugenio Quintero Acosta
William Quintero Villarreal

Por: William Quintero Villarreal

Eugenio Quintero Acosta, fue mi Abuelo nacido en Sahagún el 1° de enero de 1884 y fallecido en Bogota el 15 de mayo de 1942.

Hijo del matrimonio de don Juan Quintero Aldana y doña Emilia Acosta de Quintero y descendiente de Toribio Quintero Crespo proveniente de Ocaña.

Durante la Guerra de los Mil Días y apenas de 17 años, ganó el grado de Teniente en los campos de batalla. Exiliado político en la administración Reyes, viajó por Centro América. En Panamá dirigió varias publicaciones.

Fue Miembro de número de la Academia de Historia de Cartagena de Indias. Miembro fundador del Centro de Historia de Sincelejo.

Miembro honorario del Comité Cultural Argentino, de Buenos Aires Miembro de Número de la Asociación de Escritores y artistas Americanos de La Habana (Cuba). Miembro fundador y Secretario de la Cámara de Comercio de Sincelejo.

Visitador Fiscal del Departamento. Diputado a la Asamblea en varios períodos Alcalde Mayor de Magangué, y Sincelejo en dos períodos. Iniciador del Hospital de San Francisco de Asís de Sincelejo. A su espíritu emprendedor se debió la existencia de la única radio emisora habida en Sincelejo.

Colaborador de las más importantes publicaciones del país y de la América. «Su nombre va íntimamente ligado al progreso de las antiguas Sabanas de Bolívar, y muy especialmente al de Sincelejo, del cual fue factor poderoso».

Así lo retratan las personas que han referido su talante conservador. Un abogado que se dedicó al ejercicio del periodismo combinado con su dedicación al servicio público en las diferentes alcaldías que ocupó donde siempre llevó el progreso.

Este año de 2021, se cumple 137 años del natalicio de EUGENIO QUINTERO ACOSTA, qué mejor oportunidad para corresponder a su memoria hacer esta reflexión.

El Congreso de la República, mediante la Ley 16 de 1971, la Nación honró su memoria en el octogésimo aniversario de su nacimiento, creando el Instituto Mixto de Bachillerato Nocturno de Sincelejo con su nombre.

En el año de 1999, el periódico el Meridiano de Sucre, publicó como uno de los hechos importantes del siglo, de autoría de Aníbal Paternina Padilla, la vida y obra de Eugenio Quintero Acosta, «como hombre de hogar y de sanas costumbres, que dedicó lo más eficaz de su esfuerzo y lo más iluminoso de su inteligencia al engrandecimiento moral y material de Sincelejo».

Fundador del periódico El Anunciado en 1911, su máximo logro personal en Sincelejo ciudad donde se radicó, una empresa periodística que alcanzó a cumplir en el año 1961, bajo la dirección de Olga Quintero sus 50 años, algo loable y quijotesco en un periódico de provincia.

Adib Rafael Cáceres Gutiérrez supo plasmar en el libro «La actividad periodística de Eugenio Quintero Acosta 1911-1016» los siguientes conceptos:

«Para 1911, sale a la luz pública el Semanario El Anunciador, fundado por el joven periodista Eugenio Quintero Acosta. El periódico que inició con un pequeño formato, logró ubicarse en poco tiempo entre los primeros puestos de preferencia, convirtiéndose en el principal vocero del progreso y desarrollo de la ciudad».

«La labor periodística de Eugenio Quintero Acosta, promovida desde su periódico El Anunciador, constituyó un importante impulso al desarrollo  económico, material y cultural de Sincelejo. Así como su principal tribuna política».

«Para 1902, el joven Eugenio de 19 años de edad, hizo parte de un proyecto periodístico conjuntamente con Julián R. Baquero, Juan Ruiz y José D. Romero, fundando un periódico literario en la ciudad de Sincelejo, denominado ‘EL PATRIOTA’, que saldría  tres veces por mes, escrito en papel común  a puño y letra de sus redactores, se entiende que este periódico fue el precursor de la empresa periodística de su vida, como fue: El Anunciador».

«En esta medida, El Anunciador de Sincelejo desde sus inicios en 1911, empezó a preocuparse por expresar una visión de ciudad prospera, acorde a la creciente importancia de esta en el contexto regional, de allí su afán modernizador que llevaría a unas intensas campañas para mejorar su imagen física, inicialmente alertando a la población y a las autoridades encargadas  a través de fuertes críticas por el mal estado de las calles, los precarios servicios públicos, la falta de medidas de higiene y salubridad, el poco civismo y educación».

Tuvo la oportunidad de crear la receta del famoso ‘jarabe de Sahagún’; abogado, miembro de la Academia de Historia de Cartagena; del Comité Cultural Argentino con sede en Buenos Aires; de la Asociación de Escritores Americanos de la Habana, periodista excelso y Alcalde de Magangué y Sincelejo.

El señor Presidente ALBERTO LLERAS CAMARGO, en mensaje enviado a ella, en ocasión de haber cumplido 50 años el periódico expresó: «… Quiero aprovechar esta oportunidad para hacerle llegar mis felicitaciones por la tarea cumplida durante estos Cincuenta años por el periódico que fundó su padre don Eugenio Quintero Acosta en 1911 y que Ud. Ha dirigido desde 1942 y expresarle así mismo mis mejores votos porque continúe con buen éxito las labores de ese importante órgano de publicidad que viene sirviendo los ideales y principios de la política del frente nacional».

En la primera página de EL ANUNCIADOR, de fecha diciembre de 1961, aparecen igualmente los mensajes del Arzobispo de Cartagena, Reverendo José Ignacio López y de la Sociedad Interamericana de Prensa de New York.

La directora OLGA QUINTERO, expresa como un homenaje al fundador, “… Cómo enviar un mensaje a ultratumba? Estas serían las palabras, que desde el fondo del corazón, transmitiríamos a Eugenio Quintero Acosta: «PADRE MISION CUMPLIDA”. No necesitamos respuesta, porque lo sentimos muy hondo, muy adentro. Eugenio Quintero Acosta-desde la eternidad- debe sentirse satisfecho. Y eso nos basta, porque es nuestro mejor galardón».

Siendo el precursor del periodismo en las antiguas sabanas de Bolívar amén de su gran sentido social lo hace merecedor de todo nuestro orgullo familiar.

Nota al margen. La importancia de resaltar los valores de personas que contribuyeron en el pasado para lograr el futuro de lo que es hoy nuestra sociedad la hace un deber primordial.

Bonum commune praeminet bono singulari unius personae – El bien común supera al bien particular Santo Tomás de Aquino-.


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube


William Quintero Villarreal

William Quintero Villarreal

Abogado


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir