A Propósito de…. Conceptos políticos (II) » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

A Propósito de…. Conceptos políticos (II)

A Propósito de…. Conceptos políticos (II)
William Quintero Villarreal

Por: William Quintero Villarreal

En una reflexión anterior se planteó la necesidad de buscar un candidato de centro derecha para enfrentar en los próximos comicios para Presidente de la República [2022] como una fórmula intermedia de aglutinar dichos sectores así llamados políticamente por su convicción ideológica y actuar político.

Algunos califican de extrema derecha con el perverso fin de desprestigiar y descalificar las aptitudes a aquellas personas que, por su talante, exponen de manera frentera sus planteamientos y soluciones que, a su modo de ver, serían las adecuadas para dirigir al país dentro de este convulsionado momento, donde todo el mundo está a la espera de un gobierno duro y coherente basado en el principio de la autoridad.

La excesiva laxitud propende a demostrar un gobierno débil y esa disminución de sus deberes nunca debería existir. La misma Constitución Nacional establece las reglas de una democracia que debe ser defendida.

En ello, no se puede transigir y permitir que los violentos utilicen de manera perversa esa misma democracia para sus objetivos políticos del 2022, como así lo pregonan.

El llamado Paro Nacional, no es otro método su lucha política, existe un trasfondo politiquero que atenta contra las instituciones. Todo hace parte de un maquiavélico plan de desestabilizar al país «en aras de los derechos de una minoría».

Lo anterior, lleva a seguir explorando posibilidades electorales de alternativa a esa política que le está haciendo daño al país.

Exigir autoridad, orden y protección a los derechos fundamentales, no debe calificar a esa persona como de extrema derecha para “asustar” al electorado como plan político.

No debe cometerse por parte de los colombianos la equivocación de privar al país del manejo político debido a esa práctica, ya se desaprovechó en el pasado la oportunidad de Alvaro Gómez.

Se ha establecido el concepto de extrema derecha, derecha radical o ultraderecha como términos políticos utilizados para describir movimientos o partidos políticos que promueven y sostienen posiciones o discursos nacionalistas, patrioteros o ultraconservadores considerados extremistas.

Ahora bien, irrumpe en el escenario político nacional la figura de la senadora María Fernanda Cabal @MariaFdaCabal en su estilo de defender el orden institucional y planteando la posibilidad de ser candidata presidencial.

No es un secreto las convicciones políticas de la senadora Cabal que representa en el congreso al partido de gobierno.

Es una mujer sin duda alguna aguerrida y con pleno derecho a aspirar y defender sus ideas, “sin pelo en la lengua” dicen en Sahagún.

Es una opción necesaria para promover una candidatura que de tranquilidad en contrapeso al candidato de izquierda o como se denominen «alternativo» o debajo del llamando «Pacto Histórico» que no son más que un disfraz semántico y cobarde ocultando su verdadero origen.

En una entrevista para RCN Radio, expresó que «Mi aspiración por ahora es ser la senadora más votada. Tengo que trabajar para mostrarle al país los caminos que podemos tener para salir de esta situación. Si en este camino se da una posibilidad de una precandidatura, y considero que puede llegar a ser un ejercicio interesante, lo hago, si la gente así lo decide».

La situación del país amerita tener un líder que democráticamente tenga conciencia que aplicando la Constitución Nacional proteja los derechos de la gente de bien que solo aspira a seguir trabajando para consolidar una nación.

Es por ello, que crece día día esa necesidad ante la decisión de buscar un candidato que sea capaz dentro del orden democrático y constitucional ejercer la Presidencia de la República.

Esa candidatura debe aglutinar a los partidos y movimientos políticos de derecha o por lo menos hacer parte de una consulta de escogencia del candidato.

Orden con autoridad y con protección de los derechos así debe actuar un gobierno comprometido con la ley, pero que sepa actuar con mano dura para evitar desafueros.

En la casa de Euripides y Candelaria hay normalidad porque, según ellos, cada quien se respeta, pero al mismo tiempo son responsables de sus actos. Imponer el orden y mantenerlo ahí está la cuestión.

Nota al margen. El fallido atentado contra el Presidente y de sus ministros es fiel reflejo de la situación actual. Acto repudiable y que debe tener sus consecuencias en el mantenimiento del orden público y la defensa de las instituciones.

Nota al margen dos. Hasta cuando tenemos que soportar en los parques de la ciudad “la invasión” indígena, ya es tiempo para buscar soluciones.

Aequam memento rebus in arduis servare mentem – Acuérdate de conservar la mente serena en los momentos difíciles (Quinto Horacio Flaco –


 


William Quintero Villarreal

William Quintero Villarreal

Abogado


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir