Colombia, el país con más atentados en América Latina, según estudio

Colombia, el país con más atentados en América Latina, según estudio

Según revela el último Índice Global de Terrorismo, Latinoamérica fue la región con menos atentados del mundo, sin embargo, Colombia fue el país con el mayor número de ataques en la región en el 2017.

De acuerdo con este estudio elaborado por el australiano Instituto para la Economía y la Paz (IEP), que analizó datos de 163 países con un 99,6 % de la población mundial, las muertes por atentados cayeron un 44 % entre el pico de 2014 y el año pasado, cuando totalizaron 18.814.

Una veintena de países comparten la posición 138 como menos afectados por el terrorismo, entre ellos Turkmenistán, Omán, Benín, Namibia, Rumanía, Portugal, Bolivia, Costa Rica, Cuba o El Salvador.

Esto confirma a Latinoamérica como la región “con menos atentados del planeta”, según Steve Killelea, fundador del Instituto que compila el índice, que señaló que los países latinoamericanos con más atentados en 2017 fueron Colombia, con 59, México, con 12, y Perú, con 7.

Colombia ocupa el puesto número 27, una casilla abajo comparado con el año 2016. Los datos revelan que se registraron en el país 100 incidentes que dejaron 59 víctimas, 94 heridos y daños en la propiedad.

En los datos generales el índice señala que las muertes por terrorismo se redujeron un 27 % en todo el mundo durante 2017 debido al declive del grupo Estado Islámico (EI), mientras que en Norteamérica y Europa aumentaron los ataques de extrema derecha.

La sexta edición del GTI, que evalúa el impacto del terrorismo en base al número de víctimas y otros factores, sitúa a Irak en primer lugar, seguido de Afganistán, Nigeria, Siria, Pakistán, Somalia, India, Yemen, Egipto y Filipinas.

Sin embargo, el estudio revela que en América del Norte y Europa occidental aumentaron el año pasado los atentados perpetrados por individuos o grupos de extrema derecha, con 31 sucesos que causaron 17 muertes.

Entre 2013 y 2017, se sumaron 66 muertes en 127 ataques cometidos por ultraderechistas, con una ideología de supremacía de la raza blanca o de islamofobia, explica el estudio.

EFE


Compartir en:




Subir