Monja colombiana cumple dos años de secuestro en Malí

Monja colombiana cumple dos años de secuestro en Malí

La Conferencia Episcopal de Colombia hizo un llamado para “la pronta liberación” de la monja Gloria Cecilia Narváez, que este hoy jueves 7 de febrero cumple dos años de haber sido secuestrada por un grupo yihadista del norte de Mali.

“Son dos años de sufrimiento para ella, su familia y su Congregación, queremos recordarle a toda la Iglesia que camina en Colombia el deber solidario de nuestra oración, de nuestro recuerdo permanente para pedir la gracia al Señor (…) y así obtengamos prontamente su liberación”, dijo monseñor Francisco Javier Múnera Correa, obispo del Vicariato de San Vicente del Caguán.

La religiosa de 56 años fue secuestrada el 7 de febrero de 2017 en Karangasso, en el suroeste de Mali, en las zonas fronterizas con Costa de Marfil y Burkina Faso.

Monseñor Múnera, que también es el presidente de la Comisión Episcopal de Animación y Pastoral Misionera, recordó que el papa Francisco en su visita a Colombia en septiembre de 2017, invitó a implorar la intercesión de San José, “para que sea él quien toque los corazones de sus captores y la devuelvan prontamente al seno de su familia y de su Congregación”.

La hermana Gloria Cecilia, realizaba su labor humanitaria y de evangelización en el continente africano en Benín y posteriormente en Malí.

Monseñor Múnera recordó que la religiosa se ha caracterizado por trabajar por los más pobres, ha sido una gran defensora de la vida, brindando un especial cuidado a los niños poco valorados en su cultura.

En favor de la niñez promovió un orfanato, donde procuró siempre proporcionar a los pequeños una buena calidad de vida, ayudándolos en sus necesidades básicas.

El grupo yihadista Nusrat al Islam wal Muslimin, activo en la región del Sahel y aliado con Al Qaeda, publicó en diciembre pasado, el nombre de cinco rehenes que tiene todavía secuestrados, entre ellos la monja colombiana.

En un comunicado divulgado por la agencia mauritana privada de noticias Al Ajbar, habitual receptora de las notas de los yihadistas del Sahel y Sáhara, el grupo yihadista acusó al Vaticano de no desplegar ningún esfuerzo para relanzar las negociaciones sobre la monja Narváez, cuya liberación ha sido exigida también por el Gobierno colombiano.

En un video divulgado por la misma agencia Al Ajbar, Narváez imploró al papa Francisco que interceda por su liberación y días después la entonces canciller colombiana María Ángela Holguín confirmó que los secuestradores de la monja pidieron un rescate para su liberación.

Fuente: www.wradio.com.co


Compartir en:




Subir