SuperSalud prorroga intervención del San Jerónimo y deja tareas al agente interventor » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

SuperSalud prorroga intervención del San Jerónimo y deja tareas al agente interventor

SuperSalud prorroga intervención del San Jerónimo y deja tareas al agente interventor

Montería. Por seis meses más, la Superintendencia Nacional de Salud prorrogó la medida de intervención a la ESE Hospital San Jerónimo.

Si bien le reconocen avances, también le recomienda una lista de aspectos que debe mejorar el centro asistencial.

Lo anterior, según la SuperSalud, para garantizar que la E.S.E Hospital San Jerónimo de Montería continúe apostándole a su estabilización, y mantenga implementadas las estrategias que a la fecha reportan positivos avances en materia asistencial, administrativa, financiera y jurídica.

Esta decisión también prevé darles continuidad a las medidas implementadas para atender de manera oportuna e integral la demanda de servicios requerida por el departamento de Córdoba por cuenta de la emergencia sanitaria que atraviesa el país por cuenta del Covid-19.

Como se recordará la Superintendencia de Salud ordenó la intervención a este hospital tras identificar graves fallas que ponían en riesgo la garantía de la adecuada y oportuna prestación de los servicios de salud a los usuarios de este departamento y su área de influencia y entre los que se encontraban hallazgos como: medicamentos y dispositivos
médicos vencidos, el no seguimiento al control de infecciones, el no mantenimiento de los equipos biomédicos, generando un riesgo para los pacientes, así como deficiencias en la parte financiera, administrativa y jurídica que hacían inviable la continuidad del hospital.

Avances significativos

Cuando la Supersalud ordenó la medida de intervención, el hospital atravesaba una de sus peores crisis, pero hoy gracias a la buena gestión del equipo interventor, según la entidad supervisora, el centro asistencial cuenta con una nueva cara, ha logrado ampliar servicios, reconocer y conciliar deudas y promover una reorganización institucional.

Aumentó su capacidad de producción: de acuerdo con los indicadores de facturación reportados, la ESE pasó de facturar $2.980 millones en enero de 2019 a $4.463 millones al cierre del mismo año.

Adecuación de servicios: durante la intervención se remodelaron las unidades de hospitalización (adultos, pediatría y neonatos), quirófanos, UCI, aislamiento, medios diagnósticos, banco de sangre, ginecobstetricia y urgencias adultos.

Disminución de cuentas por pagar: con esfuerzos propios se logró bajar las deudas en $11 mil millones.

Adjudicación recursos FONSAET: el hospital gestionó y logró la adjudicación de $12 mil millones a través de este fondo para cubrir los pasivos encontrados.

Adherencia a los protocolos Covid-19: el hospital puso en marcha todos los lineamientos impartidos por Minsalud para atender la pandemia, garantizando la prestación de servicios con estándares de seguridad clínica, efectividad y pertinencia.

Adicionalmente, se adecuaron 42 camas en el área de aislamiento, antes no contaba con este servicio y en cuanto a las camas UCI se pasó de 6 a 34.

Evaluación de activos fijos: Se inició con el levantamiento de inventarios y la actualización de las hojas de vida de los equipos biomédicos.

Recuperación del archivo: el centro asistencia organizó el área de archivo, en especial donde se encuentran las historias clínicas físicas y el archivo general continúa en proceso de adecuación.

Actualización de los procesos jurídicos: se realizó el ajuste normativo de la gestión contractual y actualizó sus procesos y procedimientos, logrando avances importantes.

Tiene que mejorar

Si bien, el hospital presentó avances importantes que mejoraron su operación, deberá continuar trabajando por fortalecer los siguientes aspectos.

Organizar las cuentas para el pago de pasivos con los recursos FONSAET correspondientes a contratistas, servicios públicos, cooperativas, fundaciones y OPS, por un valor de $12.517.

Continuar con el mantenimiento preventivo y correctivo de los equipos biomédicos. Además, es necesario la reconversión tecnológica de equipo biomédico que permita la adecuada prestación del servicio de II nivel y tendiente a incrementar la complejidad por un valor de $5 mil millones.

La habilitación de servicios como: hemodinamia y trasplante cardíaco, diálisis y trasplante renal y unidad de trauma.

Terminar con el proceso de depuración (conciliación administrativa, devoluciones y glosas) y el recaudo de cartera que a la fecha presenta un avance del 72,8%.

Continuar con el proceso de depuración y conciliación de los estados financieros de la entidad, los cuales se encontraban inactivos desde el 2007.

Además, con el recaudo de cartera, se busca garantizar la cancelación de cuentas por pagar de vigencias expiradas con corte a 31 de diciembre de 2018, disminuyendo así el déficit fiscal del centro asistencial.

Continuar con el cumplimiento de los nuevos estándares de habilitación que actualmente se encuentran en un 87% de cumplimiento.

Garantizar la adecuada prestación del servicio de salud.

Durante la extensión de la medida, que va hasta el 2 de febrero de 2020, el agente especial interventor deberá garantizar la ejecución de las recomendaciones hechas por el ente de control, y presentar las evidencias que permitan evaluar el cumplimiento de las actividades propuestas.


Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube


Escuchar texto de la noticia | Compartir en:




Subir