Beneficiarios de restitución de Montería contarán sus historias en medios de comunicación, creados por ellos

Beneficiarios de restitución de Montería contarán sus historias en medios de comunicación, creados por ellos

A través de la URT, 168 familias de Cedro Cocido han recuperado 590 hectáreas de tierra, despojadas por los paramilitares.

A través de un trabajo conjunto entre la Unidad de Restitución de Tierras (URT) y la Facultad de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), seccional Montería, se adelantan acciones para fortalecer las habilidades comunicativas de los restituidos de la parcelación Cedro Cocido, ubicado en la vereda El Tronco, corregimiento Leticia, zona rural de la capital del departamento de Córdoba.

Desde el 2017 las dos instituciones trabajan de la mano con el fin de enseñar herramientas comunicativas a un grupo de 20 personas que fueron despojadas de sus tierras por los paramilitares entre los años 90 y 2000.

“Es una iniciativa que demuestra que la unión hace la fuerza y que el trabajo articulado logra excelentes resultados con un fin social y académico. En este caso, la UPB y la URT, con sus fortalezas y logística forman a los beneficiarios de restitución de tierras quienes pasaron de ser víctimas del conflicto a ser emprendedores y productores campesinos con grandes historias que nos inspiran a todos”, afirmó Álvaro Tapia, director de la Unidad de Restitución de Tierras en Córdoba y Sucre.

Los beneficiarios continuarán formándose en alfabetización digital, con el fin de elaborar un periódico que les permita contar sus historias y experiencias cotidianas.

Los restituidos que se forman en comunicación comunitaria y para el desarrollo social han participado en talleres de radio, foros de liderazgo y emprendimiento, así mismo han sido anfitriones en visitas de campo por parte de estudiantes y docentes de la UPB para compartir experiencias y, a la vez, realizar charlas de coaprendizaje en periodismo digital, lo que ha permitido impulsar y promover la lógica de reflexión por parte de la academia para seguir construyendo narrativa de paz.

“Es una experiencia enriquecedora para nosotros como estudiantes de periodismo, ya que nos permite compartir nuestros conocimientos y, a la vez, estamos aprendiendo con el trabajo de campo y conociendo historias impactantes”, aseguró Óscar Javier Vargas Mejía, estudiante de séptimo semestre de la UPB Montería.

Para la docente de la UPB, Melissa Quintana, “el propósito es empoderar a los beneficiarios de la URT en cuanto a sus derechos y capacidades comunicación. Empezamos con Cápsulas de Paz, en donde aprendieron e hicieron radio comunitaria para resignificar sus fortalezas y acciones heroicas en el marco de su resistencia y resiliencia. Luego, los estudiantes se trasladaron a Cedro Cocido, donde tuvieron una experiencia vivencial y escucharon las historias de las víctimas del conflicto”.

Es una iniciativa que demuestra que la unión hace la fuerza.

La iniciativa hace parte de la estrategia de comunicación para el desarrollo de la Unidad de Restitución de Tierras (URT) a nivel nacional, en la que se pretende formar y a los beneficiarios de restitución para que divulguen sus acciones, fomentando cambios sociales.

“Como restituido, pero sobre todo como productor del campo, es muy importante que nos empoderemos de la comunicación para aprender y fortalecernos en la Asociación de Productores Agropecuarios de Cedro Cocido [Asopaccol] que hemos conformado para seguir transformando nuestras vidas desde las parcelas, apostándole al desarrollo de nuestra región”, indicó Rafael Álvarez Ortíz, beneficiario de la URT y presidente de Asopaccol.


Compartir en:




Subir