Resuelven tutela a favor de Iván Cepeda en caso de falsos testigos

Resuelven tutela a favor de Iván Cepeda en caso de falsos testigos

El abogado Víctor Mosquera instauró la tutela, después de que Iván Cepeda no diera detalles sobre sus visitas a cárceles. El congresista no dio esta información, pues Mosquera es abogado de Álvaro Hernán Prada, a quien Cepeda denunció por calumnia e injuria.

Iván Cepeda, senador del Polo Democrático, resultó favorecido con la decisión de un juez de Bogotá que falló una tutela de Víctor Mosquera, abogado del representante Álvaro Hernán Prada, en su contra. Mosquera interpuso este recurso al considerar que el senador del Polo Democrático vulneró su derecho fundamental a la petición, al no dar detalles sobre sus viajes al exterior y sobre sus visitas a cárceles en Colombia y Estados Unidos.

El pasado 17 de octubre, Mosquera presentó un derecho de petición en el que le pedía al senador información sobre cuántas veces visitó centros de reclusión tanto en Colombia y Estados Unidos, así como detalles sobre las ocasiones en las que “se ha encontrado fuera de Colombia realizando labores como congresista, motivos de estos viajes, fechas y qué tipo de recursos fueron utilizados para tal fin”.

Aunque Cepeda respondió al derecho de petición el 26 de octubre, es decir en el plazo dado por la ley, Mosquera no quedó conforme. Por tal motivo, presentó una tutela en diciembre contra Cepeda, asegurando que el senador, al no responder de fondo, vulneró su derecho fundamental de petición.

Cepeda decidió no responder de fondo todas las preguntas de Mosquera, pues es el abogado del representante del Centro Democrático Álvaro Hernán Prada, contra quien Cepeda presentó una denuncia penal, en agosto de 2018, ante la Corte Suprema de Justicia por los presuntos delitos de calumnia e injuria agravadas, hostigamiento y apología al genocidio.

Esta denuncia de Cepeda se dio a raíz de un artículo de opinión escrito por Prada y publicado en el Diario del Huila, en el que afirmó que hay un “carrusel de testigos contra Álvaro Uribe” y que “Cepeda ha ingresado más de 20 veces a cárceles, con la excusa de verificar la situación de Derechos Humanos. Sin embargo, lo que se ha dedicado a hacer, es comprar testigos con beneficios, a cambio de atestiguar mentiras contra Uribe”.

El Juzgado 47 Administrativo de Bogotá le dio la razón a Cepeda, al negar las pretensiones del abogado de Prada. En la sentencia, conocida por El Espectador, se argumenta que “si se procediera a efectuar el amparo al derecho invocado (por Mosquera), se vería vulnerado igualmente el derecho de defensa y debido proceso del accionante (Cepeda)”. Lo anterior, porque, dice el fallo, “Mosquera actúa como profesional del derecho utilizando esta garantía ciudadana para el beneficio de terceros (…) como el representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada y el senador Álvaro Uribe Vélez”.

Para llegar a tal conclusión, el juez 47 explicó que Cepeda sí respondió en los tiempos adecuados y que “la ‘respuesta negativa’ (de la petición) no conlleva a la vulneración de este derecho”. Tuvo en cuenta, además, que el senador, al no tener un registro detallado de sus visitas a cárceles, envío la solicitud al INPEC y este respondió que negó “la información requerida por pertenecer al ámbito privado de terceros pudiendo lesionar igualmente derechos constitucionales de los mismos”.

Sobre este aspecto, la sentencia dice que “la información solicitada por el actor en su petición tiene estrecha relación con los derechos fundamentales a la dignidad, intimidad y libertad del titular (…) en tal caso la Corte ha advertido que (si) la información requerida revela facetas importantes de la vida personal, social y económica, esta solo puede ser divulgada por autorización de la persona a la que se refiere, o por la existencia de una decisión judicial”.

El senador celebró el fallo de la tutela a su favor afirmando que la decisión demuestra “los ataques y persecución del que he sido objeto por parte de algunos sectores del uribismo”. Criticó, además, que “temerariamente, acuden a las vías legales, para afectar mis derechos fundamentales”.

fuente:www.elespectador.com


Compartir en:




Subir