El actor Mauro Urquijo y su novia trans María Gabriela Isler fueron robados en plena boda » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

El actor Mauro Urquijo y su novia trans María Gabriela Isler fueron robados en plena boda

El actor Mauro Urquijo y su novia trans María Gabriela Isler fueron robados en plena boda
Hasta les llamaron a la policía.

Endeudados y en líos con la Policía, así inició la relación matrimonial entre el actor Mauricio Urquijo y la modelo transexual María Gabriela Isler, quienes celebraron su boda el pasado sábado en el Hotel Miami de Santa Marta.

La fiesta, que iba viento en popa y que, además, fue cubierta en exclusiva por el programa La Red del Canal Caracol, terminó en un escándalo de dinero, ya que la pareja de recién casados no pudo cancelar parte del dinero del salón de eventos.

El medio digital Seguimiento.co habló sobre esta situación con María Gabriela Isler, quien, sin tapujos, explicó lo sucedido.

Isler empezó contando que el Hotel Miami le cobró $3.600.000 por el alquiler del lugar, comida y la reserva de dos habitaciones para los padrinos de la boda. Aseguró que la habitación de ella y Mauro Urquijo era cortesía del hotel, por haber realizado la boda en ese sitio.

Una vez concretó con los administradores, Isler entregó $700.000 para apartarlo y acordaron que el resto del dinero lo daría al finalizar la fiesta. Hasta ese momento todo iba bien. María Gabriela llegó al lugar, se dirigió a la habitación, donde se preparó para la gran noche, bajó y felizmente contrajo matrimonio con el amor de su vida.

Al pasar las horas, la fiesta se fue tornando más entretenida, tanto así, que ni el actor Mauricio Urquijo, ni su esposa, estuvieron al pendiente de cofre de cristal donde las personas invitadas depositaban la ‘lluvia de sobres’.

“Yo siempre estuve muy ocupada, ni mi esposo, ni yo estábamos pendientes a eso”, manifestó.

Pasada la una de la mañana, se acabó el whisky, por lo que María Gabriela, según relató, tomó el dinero que tenía previsto para el pago del salón de eventos para mandar a comprar 12 botellas.

“Yo muy atrevidamente empecé a gastar el dinero con el que iba  pagar lo que debía, compré más trago para mis invitados porque la fiesta se fue hasta las 4:30 de la mañana”.

Continuó diciendo “cada botella de whisky vale 100 mil y pico, me daba más de un millón y pico. Los comparaba afuera porque el hotel no vende licor y así me quedé sin plata”, dijo.

Manifiesta que ella y su esposo estaban muy tomados, sin embargo, eran conscientes  de que tenían que cancelar lo que debían al hotel.

“Le dije a mi esposo ‘amor con lo que recogemos de los sobres cancelamos lo que hace falta por eso no hay problema’, son más de 70 invitados y las personas que fueron son muy cercanos, por lo que estaba segura que por lo menos unos 50 sobres debían tener de 100 mil y 200 mil pesos, entonces eso daba como 5 millones de pesos y fue precisamente allí que nos dimos cuenta que los sobres no estaban, sólo había uno de 50 mil pesos de 70 invitados”, declaró.

Ante esta situación, María Gabriela y su esposo se dirigieron hasta la recepción para contarles lo que había sucedido y les pidieron ver las cámaras de seguridad, porque para ellos, alguien se había llevado el dinero.

“Se formó un problema muy grande porque la chica del hotel se negó a mostrarnos las cámaras, entonces le pedimos que llamara a la persona encargada, al administrador, que allí estamos los dos y que íbamos a responder, pero que nos permitiera ver”.

No obstante, la recepcionista decidió llamar a la Policía. “Ella no cooperaba y llamó a la Policía como si fuéramos unos bandidos, ladrones”, dijo.

Debido a que no se le daba ninguna solución, la joven tuvo que llamar al administrador del Hotel para que este le mostrara las cámaras. “Demoramos como tres horas viendo, pero como sólo hay una cámara fue imposible ver todo el salón, por lo que nunca supimos qué pasó con la plata”, expresó Isler.

Una cosa era cierta después de todo esto, y era que la feliz pareja no tenía cómo pagar el hotel, por lo que la recepcionista fue hasta las habitaciones donde se hospedadan los padrinos de la boda para pedirles que abandonaran el hotel, ya que estas estaban cargadas a la cuenta de Urquijo e Isler.

“Atrevidamente le tocó la puerta a mis familiares pidiéndoles que se saliera y mi tía le dijo ‘espérate un momento, a mí no me van a sacar del cuarto, dime cuánto es y yo lo pago’”, reveló la modelo.

Asegura que ellos pagaron sus habitaciones, sin embargo, la cuenta estaba por encima de lo que la pareja tenía pensado que debía, que eran $2.900.000.

“Resulta que la gente llegó pidiendo gaseosas, comiendo papitas y todo lo que encontraban y lo pedían a nuestro nombre, además no descontaron lo de las habitaciones que ya mis familiares habían pagado”, apuntó.

Fue todo un problema como lo dijo María Gabriela, sin embargo, llegaron a un acuerdo con el hotel, comprometiéndose a pagar una cuenta que supera los tres millones de pesos.

Sin duda, una noche de bodas bastante escandalosa por parte de la pareja que, por estos días ha sido la comidilla de los programas de farándula a nivel nacional.


Fuente: zonacero.com

Más noticias de Colombia y el mundo en www.zenuradio.com – Síganos en nuestras redes sociales haciendo clic aquí: TwitterFacebookInstagram y YouTube.



Compartir en:




Subir