Sin grandes controversias: así se cumplió el primer gran debate presidencial

Sin grandes controversias: así se cumplió el primer gran debate presidencial
Foto: Tomada de internet

El primer gran debate presidencial organizado por los medios de comunicación se cumplió en medio de una sesión más de cordura, mientras que las controversias y ‘puyas’ no hicieron parte central de las respuestas de los cuatro candidatos que figuran en los primeros lugares de las encuestas.

El mismo contó con la participación de los candidatos Germán Vargas Lleras, Iván Duque, del Centro Democrático; Sergio Fajardo; de la Coalición Colombia; y del aspirante de la Colombia Humana, Gustavo Petro. Al mismo estuvo invitado el aspirante liberal Humberto de la Calle Lombana, quien en un video que se pasó se excusó de asistir debido a que el mal tiempo en Bogotá no permitió que viajara a Medellín.

Aunque se esperaba que el debate tuviera la discusión de asuntos espinosos como el escándalo de Odebrecht, el mismo no se mencionó de lleno, como también pasó con el tema de los acuerdos de paz, asunto al que se refirieron tan sólo en la parte final del debate.

Las diferencias se evidenciaron por ejemplo en el tema de seguridad ciudadana. Allí Vargas insistió en que gran parte del problema se dio con la amplitud de las dosis mínima avalada por la Corte Constitucional y por eso planteó una mayor sanción a los distribuidores, y se comprometió a dar más fortalecimiento a la planta de jueces y a la misma Fiscalía.

Al respecto Petro dijo que en su gobierno la solución no es dar más cárcel a los jóvenes y que hará un tratamiento especial al consumo de drogas y que se debe dar con médicos y sicólogos. Duque, por su parte, se comprometió a enfrentar más a los jíbaros y Fajardo igualmente se fue más en la línea de la prevención y no la judicialización.

En el tema de la corrupción, en donde se esperaba se hablara del escándalo de Odebrech, el mismo no estuvo en el centro de las respuestas de los cuatro candidatos, mientras que sí hubo recriminaciones por la llamada mermelada.

Petro, al respecto, dijo que para acabar la corrupción se compromete a fortalecer a la justicia, a que tenga su independencia y su propio presupuesto que no sea aprobado por los políticos como sucede en la actualidad. Insistió en que los corruptos van para la cárcel.

Duque, por su parte, dijo que empoderará a los ciudadanos en que se denuncie la corrupción, mientras que Vargas Lleras sostuvo que se tendrá la voluntad política desde su presidencia para desarrollar las normas que en tal sentido ya existen.

Fajardo, a su turno, dio una crítica dura, pero no se refirió en concreto a quién mencionaba, sostuvo que el problema está en la compra de los votos por parte de los corruptos y que “ahí están las fotos y vemos con quien van a gobernar los corruptos”.

La reforma a la justicia igualmente marcó diferencias. El candidato de la Colombia Humana Gustavo Petro sostuvo que no reducirá a una sola las cortes, en clara alusión a una propuesta de Iván Duque, como también que no permitirá que la Fiscalía esté a merced de los políticos.

Respecto a la reforma política, Sergio Fajardo sostuvo que el cambio más importante es que los colombianos salgan a votar de manera masiva, para así rechazar a los corruptos, pero además se apartó de la posibilidad de una constituyente. Vargas Lleras, a su turno, sostuvo que no hará una constituyente, pero sí está dispuesto a un referendo constitucional para lograr la gran reforma a la justicia.

En la última parte del debate se abordó el tema de los acuerdos de paz, en la que los cuatro sostuvieron que los mantendrán.

Frente a la legalización del consumo de la droga, Petro insistió en que sí la comparte, Fajardo que eventualmente en algunos casos, Vargas sostuvo que ya se hizo un daño suficiente con lo aprobado por la Corte Constitucional, mientras que Duque abiertamente dijo no a la legalización.

Frente a la legalización de la adopción por parte de parejas del mismo sexo, Duque dijo que no está dispuesto a legalizarlo, Vargas sostuvo que sí al matrimonio pero no a la adopción, Duque defendió la igualdad de derechos civiles y Petro dijo que la comparte y que será con especial prevalencia para las mujeres.

El tema del ELN marcó diferencias. Vargas sostuvo que el proceso actual va camino a que suceda lo mismo que el Caguán, Duque no la comparte, Petro dijo que lo seguirá y Fajardo de la misma forma lo comparte.

En medio de propuestas calmadas y poca controversia se cumplió este primer debate entre los candidatos presidenciales.

Colprensa


Compartir en:




Subir