Reducción de pobreza monetaria en Colombia se estancó en 2018 » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Reducción de pobreza monetaria en Colombia se estancó en 2018

Reducción de pobreza monetaria en Colombia se estancó en 2018

El Dane reveló este viernes que la pobreza que se mide en términos de ingresos se ubicó en 27 %, mientras que en 2017 esta cifra era 26,9 %.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) reveló este viernes las cifras de pobreza para 2018. Según el director de la entidad, Juan Daniel Oviedo, la variación no fue estadísticamente significativa, pues mientras que en 2017 la pobreza en términos de ingresos se había situado en 26,9 %, el año pasado el dato fue de 27 %. Es decir: 27 de cada 100 habitantes en Colombia están esta situación.

Esto se traduce en que 13 millones de personas en el país son consideradas pobres, al estar por debajo de una línea definida en $257.433. Es decir, si una persona tiene ingresos mensuales por debajo de ese límite es considerada pobre. En el caso de un hogar de cuatro personas, esa línea es $1.029.732.

La variación en el índice (de 26,9 a 27 %) quiere decir que 190.000 cayeron en la pobreza monetaria el año pasado.

Al desglosar la cifra nacional, se encuentra que en las cabeceras urbanas el índice de pobreza fue de 24,4 %, mientras que en las zonas rurales fue de 36, 1 %. La ciudad con el mayor índice sigue siendo Quibdó, con 48,3 %, y luego está Riohacha, con 47,5 %. De otro lado, la ciudad con menor pobreza es Manizales, con 11,9 %, seguida por Bogotá, con 12,4 %.

Durante el año pasado se mantuvieron tendencias como la de que los hogares con jefa de hogar son más golpeados por la pobreza: mientras el índice en hogares con jefatura masculina está en 25,7 %, en hogares con jefatura femenina se ubica en 29,6 %.

Asimismo, con las cifras del DANE se observa que, a mayor número de miembros de hogar, hay mayor incidencia de la pobreza. Lo mismo sucede con la presencia de niños. En las familias con tres o más niños, el dato de pobreza es 65,7 %, mientras que en aquellas donde no hay niños la cifra es 14,1 %.

El director del DANE resaltó también la relación que hay entre la pobreza y el desempleo: cuando en el hogar solo una persona tiene trabajo, el índice es 35,1 %, mientras que cuando dos o más están ocupados, la cifra baja al 20,1 %.


Pobreza extrema

La pobreza extrema, por su parte, se redujo 0,2 puntos: pasó de 7,4 % en 2017 a 7,2 % en 2018, lo que quiere decir que unas 26.000 personas superaron esa situación.

En pobreza monetaria extrema se considera a las personas que al mes tuvieron ingresos menores a $117.605. En el caso de un hogar de cuatro personas esa línea fue de $470.420.

De nuevo, Quibdó y Riohacha es en donde más se presenta la pobreza extrema. Sin embargo, en donde menos se presenta es en Bucaramanga y Pereira.

Con la medición de pobreza y pobreza extrema en términos de ingresos, se considera que, mientras 27 % de la población está en pobreza, el 39,8 % de los habitantes en Colombia pertenecen a la clase vulnerable (que fácilmente pueden caer en la pobreza), el 30,8 % pertenecen a la clase media consolidada y apenas 2,4 % de las personas en el país son de la llamada clase alta.

En cuanto al índice de desigualdad (coeficiente de Gini), el DANE reveló una leve variación: pasó de 0,51 a 0,52. Hay que recordar que este índice va de cero a 1, y mientras más cerca está de 1 significa que hay más desigualdad. Es decir, en Colombia, en 2018, la desigualdad aumentó.


El factor Venezuela

El director del DANE también presentó cifras que revelan que la mayor parte de migrantes desde Venezuela hacia Colombia se encuentran actualmente en los niveles de mayor pobreza. En el segmento más pobre en el país 2,2 % de las personas son migrantes desde el país vecino; mientras que, en el segmento más rico, apenas 0,4 % vienen de Venezuela.

Oviedo reconoció que la recepción de migrantes por cuenta de la crisis que vive el país vecino ha sido “causa importante del frenazo” en el comportamiento de las cifras de pobreza.

“Es ahí donde nos interesa incluir laboralmente a esa población migrante venezolana para que sus ingresos per cápita (por persona) no los ubique” en el sector más pobre de la población, afirmó el director del DANE. Entidades como el Banco Mundial, expertos en materia fiscal e incluso el mismo Gobierno han reconocido que en el mediano y largo plazo la integración de los migrantes desde Venezuela a la fuerza laboral formal traerá dividendos e impactos positivos para Colombia.

Fuente: elespectador.com


Compartir en:




Subir