El Madrid ganó y jugó mejor con diez » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

El Madrid ganó y jugó mejor con diez

El Real Madrid se llevó los tres puntos de Balaídos en un partido en el que el sólo jugó bien cuando se quedó con diez jugadores por expulsión de Modric a falta de algo más de media hora. Antes, hubo de todo, en especial polémicas por el uso del VAR, un Madrid que sólo jugó a la contra y que estuvo sostenido por Courtois, autor de un par de paradas magníficas que salvaron a su equipo.

La sorpresa vino en la alineación de Zidane que se jugó la baza de Bale para suplir la lesión de Hazard. Bale estuvo entre los destacados y parece ya recuperado para el proyecto, sobre todo si Zidane insiste en el 4-3-3 que lleva a los blancos a volcar el juego por los extremos.

Fin al gafe ,Rota la dinámica perdedora

La victoria puede ser más valiosa de lo que parece. Desde que Zidane volvió al equipo en marzo el Madrid no había ganado fuera de casa. Además, rompe la la dinámica perdedora de la pretemporada y envía a sus seguidores un mensaje de tranquilidad un día después de la derrota del Barcelona.

El Madrid exhibió una clara mejora en defensa respecto al coladero que fue en la pretemporada. Su zaga se mostró bastante firme por el centro, donde la pareja Ramos y Varane respondió bien, pero sufrió mucho por el costado de Odriozola, que fue un mar de dudas. El vasco regaló incluso un gol al Celta al filo del descanso, la jugada polémica del partido que el arbitro concedió y el VAR negó al apreciar un fuera de juego previo en el pase de Denis a Aspas.

Cambio de sistema , Vuelta al 4-3-3

En los partidos previos Zidane había ensayado con varios sistemas, pero ninguno acabó de funcionar. Para el debut en la liga regresó al 4-3-3 que hace a su equipo reconocible, con sus virtudes y sus defectos. El Madrid hilvanó de salida muy poco el juego en el centro del campo y su preocupación constante fue ganar la espalda de los laterales del cuadro gallego, Kevin y Olaza, de lo más flojo del equipo local.

El Madrid se puso en ventaja muy pronto en una gran jugada de Bale que vino también precedida de la polémica. Casemiro robó un balón tras chocar con Gabriel Fernández. El Celta pidió falta pero Estrada Fernández mandó seguir. Bale se llevó el cuero, sorteó a dos contrarios y lo puso en el área, donde entraron al alimón Benzema y Vinicius. El francés fue el último en tocar balón pero el gol había sido en un 70 % del galés. Benzema, como ya pasara la temporada pasada, se erige en el hombre gol de este Madrid que no anda precisamente sobrado de pólvora desde que se fue Cristiano.

Bale fue de los mejores

Al galés se le vio bien. En la primera parte dejó para el recuerdo alguna carrera en la que desbordó por potencia a su marcador. Para Balaídos fue una pesadilla.

El gol en contra no amilanó al Celta, un equipo aseado con el balón y con un Aspas que se mueve muy bien entre líneas. Es el típico delantero al que no se le detecta porque baja a recibir y aparece por todos lados.

Tras el 1-0 fue el Celta fue quien se quedó con el balón pero era el Madrid quien tenía más peligro en sus contras. Antes del descanso pudo marcar por dos veces: primero, en un remate venenoso de Modric y luego en otro escorado y violento de Bale. En ambos el Celta se salvó por las paradas de Rubén, un portero que casi siempre juega bien ante el Madrid. No así el año pasado. Aquí ganaron los blancos 2-4 y eso supuso el despido de Antonio Mohamed.

Odriozola fue un coladero

La primera parte acabó con la polémica que encendió al celtismo. Odriozola se hizo un lío monumental ante Denis Suárez, perdió el balón y en su persecución hizo penalti. El árbitro no lo pitó porque el balón le cayó a Brais, que marcó a puerta vacía. Con Balaídos festejando llegó la sorpresa. El gol fue anulado por fuera de juego.

La segunda parte empezó con ocasiones del Celta. Courtois se hizo gigante para detener un remate de Aspas. A los 56 minutos Modric fue expulsado por dar un pisotón por detrás a Denis Suárez. El Celta pudo empatar en un cabezazo de Araujo a bocajarro parado por Courtois en un alarde de reflejos.

El golazo ,Kroos mató al Celta

Con todo en contra, apareció el mejor Madrid. La señal de salida fue un tirazo de Kroos que limpió las telarañas de la escuadra de la portería viguesa. Fue como un bajonazo para el Celta y para el celtismo, que ya no se recuperó. El Madrid empezó a tocar y tocar y marcó el tercero en una jugada colectiva que acabó en una virguería de Benzema y un remate de Lucas Vázquez. El Celta haría el gol del honor en el 91 por obra del juvenil Losada. El Madrid llegó a Vigo deprimido y se fue con la cabeza bien alta.


Celta de Vigo: Rubén Blanco; Kevin Vázquez, Costas, Araujo, Olaza; Brais Méndez, Beltrán (Pape Cheikh, min.83), Lobotka (Sisto, min.74), Denis Suárez; Aspas y Toro Fernández (Iker Losada, m.88).

Real Madrid: Courtois; Odriozola, Sergio Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Casemiro, Modric; Bale (Isco min.74), Vinicius (Lucas Vázquez, min.68) y Benzema (Jovic, min.82).

Goles: 0-1, m.11: Benzema. 0-2, m.61: Kroos. 0-3, m.79: Lucas Vázquez. 1-3, m.91: Iker Losada.

Árbitro: Estrada Fernández (colegio catalán). Expulsó con tarjeta roja directa a Modric (min.55). Amonestó a Kevin Vázquez, Rubén Blanco, Iago Aspas, Toro Fernández y Costas, por parte del Celta; y a Vinicius, del Real Madrid.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la primera jornada de la Liga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante 23.566 espectadores.


Fuente : www.lavanguardia.com 


Compartir en:




Subir