Entre las condiciones que deberá cumplir Netflix es que la serie sea producida en español. “Eso siempre fue para nosotros una condición, que también fue lo que llevó a que Gabo no quisiera vender el libro a Hollywood. También tuvimos otra condición de filmar parte de la obra en Colombia; claro, no fue absoluta porque yo comprendo que la producción de una serie es un aspecto complejo”, detalló García Barcha.

El heredero del escritor aseguró que tanto él como su hermano Gonzalo están dispuestos a apoyar a los adaptadores, directores y actores que serán parte de la serie.

“Estamos abiertos a opinar y a dar un punto de vista, pero no queremos estar involucrados al punto de que eso sea un obstáculo para los artistas, quienes serán los que van a llevar la adaptación. Tampoco quiero crear una situación en la que los directores o guionistas se sientan un poco cohibidos por la idea de los hijos del autor –uno de ellos es realizador– impongan su voluntad”, señaló.

Fuente: cnnchile.com