Enseñar las nalgas, una forma de protesta más antigua de lo que piensas

Enseñar las nalgas, una forma de protesta más antigua de lo que piensas

Mucho se ha hablado en Colombia sobre la acción realizada por el senador Antanas Mockus el 20 de julio en el Congreso, durante el discurso del presidente saliente Efraín Cepeda, ya que, literalmente, enseñó las nalgas para pedir silencio y orden en el recinto, esto, como última instancia, pues antes lo pidió con su dedo pero al parecer hicieron caso omiso.

Ahora, ¿enseñar las nalgas es algo nuevo o ya tiene su historia?

Entremos en materia: ‘Hacer un calvo’ es un gesto que consiste en enseñar las nalgas (y en ocasiones los genitales) bajándose la parte trasera del pantalón y ropa interior o subiendo las faldas. Su significado es mostrar falta de respeto, desprecio, provocación o protesta, aunque en ocasiones se hace simplemente por diversión.

"Hacer un calvo", una acción mucho más antigua de lo que piensas

La primera ocasión en la que esto sucedió fue  en la Antigua Roma. El historiador Flavio Josefo, en el año 66, describe en su obra cómo fue testigo de este acto. Un soldado romano hizo un calvo a un grupo de judíos que se encaminaban hacia el Templo durante la Pascua:

“UNO DE LOS SOLDADOS, RECOGIÉNDOSE EL MANTO, SE AGACHÓ DE MANERA INDECENTE, VOLVIENDO EL TRASERO HACIA LOS JUDÍOS, E HIZO OÍR UN RUIDO QUE CONCORDABA CON SU POSTURA.”

Así las cosas, en el siglo I ya se hacían calvos (enseñar nalgas). La costumbre continuó, siendo muy popular durante la Edad Media, y los historiadores se hicieron eco de varios casos como el ocurrido en 1203 durante la cuarta cruzada. Los cruzados intentaron tomar Constantinopla, pero no lo consiguieron y cuando los barcos se alejaba, vieron como los bizantinos gritaban y mostraban sus nalgas en tono de burla mientras ellos huían. Existen otros relatos sobre “calvos” notorios e incluso hay quien afirma que las gárgolas de las edificaciones medievales que muestran el trasero, no están defecando, sino “haciendo un calvo”.

"Hacer un calvo", una acción mucho más antigua de lo que piensas

Seguramente muchos recuerdan el episodio de “Mooning” que vimos reflejado en la película Braveheart. En él los escoceses que seguían a William Wallace levantaban sus faldas y enseñaban sus traseros al ejército inglés. Pues bien, los historiadores no se ponen de acuerdo en que este episodio fuera realmente así, ya que el profesor de la Universidad de York, Nicola McDonald, señaló que el historiador del siglo XIII, Peter Langtoft, dejó escrito en su crónica que fueron los ingleses los que hicieron mooningpara insultar a los escoceses. Claro que Langtoft era inglés y ya se sabe que son los vencedores los que escriben la historia.

"Hacer un calvo", una acción mucho más antigua de lo que piensas

También en la película de Disney,”Brave”, vemos hacer un “mooning”, lo que indica la popularidad del gesto.

"Hacer un calvo", una acción mucho más antigua de lo que piensas

El “mooning” o “hacer un calvo” se utilizaba como forma de protesta, insumisión, desprecio o provocación en toda Europa y llegó también a América, Australia y Nueva Zelanda, según reflejan las crónicas. El nombre que recibe en la actualidad, tanto el inglés como el español, es de cuño muy reciente, pero el gesto es el mismo que ya expuso Flavio Josefo.

Con información de Supercuriosos y Zenú Radio


Compartir en:




Subir