Conozca 'El Imperio' que rompe estereotipos dentro de la champeta » Zenú Radio » El encuentro de dos mundos

Conozca 'El Imperio' que rompe estereotipos dentro de la champeta

Conozca 'El Imperio' que rompe estereotipos dentro de la champeta

Con su picó, ‘El máximo líder’, quiere que el género sea culturalmente reconocido en todo el país.

Los tambores retumban, estalla el picó, las palmas y los gritos de las personas llenan el ambiente que se inyecta de sabor. Cartagena empieza a vibrar. La Costa no es solo vallenato, la champeta se apodera del cuerpo de los que están escuchando aquella combinación de ritmos ancestrales.

Y es que la champeta es un patrimonio cultural cartagenero que se formó de ritmos como el mapalé, la cumbia, los sones palenqueros y la chalupa. Además, de  compartir junto a la música, una danza con grandes influencias indígenas y afros, una gastronomía, un modo de vestir y hasta una forma muy particular de hablar.

De esto se desprenden los picós (anglicismo de Pick Up): unos bafles gigantes que funcionan como emisoras ambulantes. Se encargan de mostrar al pueblo los nuevos artistas y temas champetudos que van a sonar en los próximos seis meses.

Entre estos picós se encuentra El Imperio, una de las maxitecas que suenan con más fuerza en Cartagena. El 14 de abril presentaron su volumen número 18 llamado el ‘Máximo Líder’, en el que participaron varios artistas que con innovadoras propuestas se hicieron sentir en la Plaza de Toros de Cartagena.

Giblack, Kevin Flórez, Zaider y Mickey Love fueron algunos de los que entonaron sus nuevos temas a la enorme multitud que los acompañaron esa noche.

Jader Peralta, también conocido como DJ Tremendo y productor del evento, logró atraer la atención del público con su aparición, ya que llegó a la tarima cruzando una cuerda que salía desde las bancas, acompañado de luces, música y juegos pirotécnicos.

 

Aunque es curioso que un evento de tal magnitud se haga un domingo, cuando al otro día se retoman labores, la Plaza de Toros estaba casi llena, pero esta vez para gozar con la cultura champetua.

Pero esto no es un evento como cualquier otro. Lo que busca El Imperio con sus espectáculos es romper los estereotipos que han acompañado por tantos años a este género musical.

“En sus inicios la champeta era un baile de vendedores de fruta y pescado en el mercado. El champetudo era el que vendía la fruta y la champeta el machete que utilizaba para partirla. Y se quedó como champeta. Pero la gente la estigmatizó diciendo que solo era música para los estratos bajos”, asegura Karina Silvera Alvis, una de las organizadoras del evento.

Por lo tanto, quieren mostrar la evolución que ha tenido el género desde sus inicios hasta la actualidad, para que así, sin importar el estrato o lugar de procedencia, todos disfruten su música.

Sin embargo, la champeta no es solo un espectáculo y un baile sensual. Es una herramienta que ha permitido salvar vidas de la criminalidad y de la pobreza, ya que muchos salieron adelante gracias a sus ritmos.

«La champeta le da mucho trabajo a las personas que no tienen recursos. Con los picós se brinda oportunidades a jóvenes con mucho talento que no han podido llegar a una disquera», afirma Jader Peralta.

También es un movimiento que lucha por combatir las problemáticas sociales. Charles King, quien es uno de los artistas más populares del género, narra a través de sus canciones la realidad de la Cartagena no turística, que es altamente desigual y se encuentra marginada. Mientras que otros artistas encuentran en ella una forma de transmitir esa identidad africana que caracteriza a este género.

Por toda esa riqueza que tiene la champeta es que El Imperio, año tras año, busca desestigmatizarla y exportarla a todas las regiones de Colombia para que cualquier persona que la escuche la disfrute como ellos lo hacen.

Fuente: eltiempo.com


Compartir en:




Subir