En Puerto Escondido, la salud entra en estado crítico. Trabajadores se fueron a paro

En Puerto Escondido, la salud entra en estado crítico. Trabajadores se fueron a paro
Foto: Zenú Radio

Puerto Escondido no escapa a la crisis que afecta al sector de la salud en Colombia. En esta paradisiaca localidad, bañada por un hermoso mar caribe y punto de desemboque del Río Canalete, distante tan sólo 45 minutos de la capital del departamento de Córdoba, los trabajadores del CAMU (Centro de Atención Médica de Urgencias), decidieron irse a paro ante la falta de pago de sus salarios, las condiciones inadecuadas en que prestan sus servicios y la falta de elementos para ofrecer una oportuna y digna atención a los usuarios.

www.zenuradio.com dialogó con algunos de los trabajadores, quienes pidieron la reserva de sus identidades por temor a que los directivos de dicho establecimiento tomen represalias contra ellos. Nos contaron que en la actualidad a los médicos les deben 4 meses de sueldo, mientras que a otros funcionarios les adeudan entre 5 y 8 meses salario.

Señalaron que las condiciones locativas del centro asistencial son precarias, el mobiliario es obsoleto y se encuentra bastante deteriorado y lo más importante, los insumos que se requieren para una atención básica adecuada no están.

El CAMU del municipio de Puerto Escondido tiene unos 70 trabajadores, atiende la población del régimen subsidiado, calculada en unas 25 mil personas aproximadamente, es decir unas 15 mil familias que ahora quedan expuestas a situaciones de riesgo ante cualquier eventualidad, debido a la parálisis de los trabajadores del centro asistencial.

Las mismas fuentes, pidieron a las autoridades como Procuraduría, Contraloría y Fiscalía, ejercer un estricto control en dicha entidad, pues hay serias sospechas de que los recursos se estén fugando hacia bolsillos de terceros, ligados a la administración municipal, en cabeza de la mandataria Cristilda Marsiglia.

Se escucharon comentarios incluso, de una cuota mensual millonaria que debe ser entregada a estos personajes, cuyas identidades y cargos no fueron revelados por los denunciantes.

La comunidad afectada por esta lamentable situación, solo espera que se tomen los correctivos del caso y que su salud no sea el negocio ni la fuente de enriquecimiento de nadie, sino un servicio y un derecho fundamental que debe ser proveído por la administración municipal.


Compartir en:




Subir