Cuando se quiere, se puede

Cuando se quiere, se puede

El más claro ejemplo de lo que ha sido la LEY 100 DE 1993, es el Hospital SAN JUAN DE DIOS, allí nació: LA NEFROLOGIA; LA NEUMOLOGIA; EL CUIDADO INTENSIVO y  LA PRIMERA UNIDAD DE QUEMADOS DE SURAMERICA.

El Hospital SAN JUAN DE DIOS era el fundamento de la medicina, de Colombia, de Sur américa y el corazón de la patria; fue cerrado por culpa de la LEY 100 DE 1993  y por culpa de esta ley no solo fue cerrado este hospital, sino más de 18 hospitales públicos en Colombia; también fueron cerradas y regaladas al capital privado a precios de huevo, las clínicas del Seguro Social que existían en cada departamento, entre ellas LA CLINICA SAN PEDRO CLAVER  de la ciudad de Bogotá que realizó exitosas cirugías con técnicas quirúrgicas  no tan sofisticadas como las que hoy tenemos y ¿Quiénes eran en ese entonces los beneficiados? Trabajadores afiliados al Instituto Colombiano del Seguro Social, no existían coopagos como ahora.

La LEY 100 DE 1993 es el negocio más rentable que hay en Colombia, una persona jubilada que tiene un salario de UN MILLON DE PESOS, le descuentan por aporte en salud mensualmente casi DOSCIENTOS MIL PESOS.

Cuando un afiliado o sus beneficiarios necesiten ir al médico, deben apartar una CITA y cancelar un dinero que lo llama  COPAGO; por cada servicio que le prestan: cuando lo atiende el especialista, cuando va a retirar la medicina, o se va a hacer los exámenes en un laboratorio, debe cancelar un COPAGO; cuando el médico le extiende la formula le dice: si quiere tener mejoría. comprese estas medicinas por aparte, “le voy a mandar esto, pero eso no le sirve para nada, compre las que le dije”.

Un cliente que padece de una enfermedad de alto riesgo, le mandan los exámenes, debe apartar la cita, se la dan como mínimo con 15 días de plazo, sin son exámenes debe esperar los resultados; con los resultados en la mano, debe apartar la cita con el especialista para que mire los exámenes, se la dan con un plazo mínimo de dos meses, durante ese lapso de tiempo la enfermedad va minando  el cuerpo del paciente, perdón CLIENTE; por esta razón  es que los CLIENTES, que padecen de una enfermedad como CANCER, o SIDA por lo general mueren.

Este es el Sistema de SALUD que hoy tenemos en Colombia. ¿Está de acuerdo que continué? ¿Está de acuerdo que su ser querido fallezca por la negligencia de este sistema de salud? ¿Está de acuerdo que los hospitales públicos que hoy están cerrados abran sus puertas, así como GUSTAVO PETRO hizo que se abrieran las puertas del SAN JUAN DE DIOS que fruto de la LEY 100 DE 1993, fue cerrado?

Quienes conocemos la historia de GUSTAVO PETRO con el HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS, sabemos que esa apertura no se dio de buenas a primera, fue una lucha encarnizada que debió librar contra la oligarquía colombiana porque no dejaban que el SAN JUAN DE DIOS abriera sus puertas, pero finalmente triunfó GUSTAVO PÉTRO.

De esta manera y con la ayuda del pueblo, debemos lograr que los HOSPITALES PUBLICOS que hoy están cerrados, abran sus puertas para que le brinden un mejor servicio de salud al pueblo colombiano.

EL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS  de la ciudad de Bogotá, es el más claro ejemplo, de que cuando se quiere se puede, estoy seguro que con GUSTAVO PETRO florecerán de nuevo los hospitales públicos en Colombia.


Por: Efrain Diaz Aguilar

Efrain Diaz Aguilar

Abogado y líder cívico de Montería


Compartir en:




Subir